La regulación del mercado

La iniciativa discrimina entre el uso del cannabis para investigación científica, fines medicinales, distintos procesos industriales y el consumo recreativo, que es lo único reglamentado por ahora ...
Un hombre corta flores de una planta de cannabis en el jardín de su casa en Montevideo
Un hombre corta flores de una planta de cannabis en el jardín de su casa en Montevideo, el pasado 25 de abril (AFP)

Montevideo

La ley uruguaya que reguló el mercado de la mariguana, que con la reglamentación anunciada hoy se pone efectivamente en marcha, es la primera del mundo en la que el Estado asume el control total de la cadena de producción de la droga. Estos son los principales aspectos de la ley y su reglamentación:

- La iniciativa discrimina entre el uso de cannabis para investigación científica, fines medicinales, distintos procesos industriales y el consumo recreativo. Por ahora el gobierno solo reglamentó el uso recreativo; los decretos reglamentarios para los otros usos estarán listos más adelante.

- Prevé la creación de un Instituto de Regulación y Control de Cannabis (IRCCA), que funcionará en la órbita del Ministerio de Salud Pública y que controlará las plantaciones, el cultivo, la cosecha, producción, acopio y expendio del cannabis.

- Se otorgarán de dos a seis licencias a privados para encargarse de la plantación que se hará en un predio estatal. El gobierno estima un máximo de diez hectáreas de cultivo para cubrir la demanda.

- Se permitirán cinco variedades de semillas -con un máximo de 15% de Tetrahidro cannabinol (THC)- cuyo origen se determinará cuando se liciten las licencias para plantar, en unos 15 días.

- Si la cosecha supera lo autorizado el sobrante quedará en manos del Estado.

- Permite el autocultivo personal (con un límite de seis plantas o una producción máxima de 480 gramos por hogar) y el cultivo en clubes de membresía (con 15 a 45 socios y un número de plantas proporcional, con un máximo de 99).

- La adquisición de semillas y las variedades plantadas deberán quedar registradas en el IRCCA así como el lugar de cultivo.

A partir de la creación del registro, quienes ya tengan plantas dispondrán de 180 días para registrarse como autocultivadores.

- El texto prevé otorgar licencias de expendio de cannabis psicoactivo a las farmacias.

- Todos los consumidores formarán parte de un registro único de usuarios, que estará amparado bajo la ley de protección de datos personales. En las farmacias el usuario presentará su número de registro en el IRCCA el cual se verificará mediante el control de huella dactilar, pero en ningún momento el vendedor tendrá los datos personales del cliente.

- Los usuarios deberán optar por una de las tres opciones para acceder a la droga.

- Quien produzca cannabis sin autorización legal será castigado con pena de 20 meses de prisión a 10 años de penitenciaría.

- Los consumidores registrados y habilitados para el consumo recreativo deberán ser mayores de 18 años, ciudadanos uruguayos o que puedan probar residencia permanente.

- Estará prohibido fumar en espacios públicos cerrados, hacerlo en horario laboral y conducir bajo los efectos de la droga.

- La norma prohíbe toda forma de publicidad de la sustancia psicoactiva, que será vendida sin marcas ni distintivos. Además se prevé la inclusión de pautas de prevención sobre el uso problemático de las drogas en todos los niveles de educación y disponer políticas para la promoción de la salud.