Recuadro: El referendo griego, un acontecimiento extraordinario

La consulta de hoy sobre las condiciones que presentaron los acreedores, a la que están convocados diez millones de griegos, es la primera desde 1974, en que se decidió la abolición de la monarquía.
En la noche anterior al referéndum, gente camina junto a la plaza Syntagma, ante el parlamento griego, en Atenas
En la noche anterior al referéndum, gente camina junto a la plaza Syntagma, ante el parlamento griego, en Atenas (AFP)

Atenas

Cerca de diez millones de griegos están convocados al referendo de hoy, 5 de julio. Será el primero en 41 años, desde que el país votó la abolición de la monarquía en 1974, al terminar la dictadura de los coroneles.

¿QUÉ SE VOTA EL DOMINGO?

Los electores deberán votar "sí" o "no" a las condiciones que los acreedores (Comisión Europea, BCE y FMI) presentaron la semana pasada para seguir financiando al país.

La pregunta exacta es: "¿Debe aceptarse el plan de acuerdo presentado por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional en el Eurogrupo del 25 de junio de 2015 y compuesto de dos partes, que conforman su propuesta conjunta? El primer documento se titula 'Reforms for the completion of the Current Program and Beyond' (Reformas para completar el programa actual y más allá de éste) y el segundo 'Preliminary Debt sustainability analysis' (análisis preliminar de la sostenibilidad de la deuda)".

En la papeleta, el "no", defendido por el gobierno, figura encima del "sí".

¿QUIÉN APOYA QUÉ?

Los dos socios de gobierno, el izquierdista Syriza, y la derecha soberanista ANEL, apoyan el no para terminar con cinco años de austeridad y negociar "en mejores términos" con los acreedores.

Los neonazis de Amanecer Dorado apoyaron en el Parlamento la celebración de la consulta y quieren también el "no". Igualmente a favor del "no" están varios grupos de la extrema izquierda extraparlamentaria, como Antarsya.

A favor del sí están los opositores Nueva Democracia (centro-derecha), Pasok (centro-izquierda) y To Potami (centro), que plantean el referendo como un plebiscito sobre la permanencia en el euro. El Partido Comunista llama al voto nulo.

UNAS CIRCUNSTANCIAS EXCEPCIONALES

El referendo tendrá lugar en unas circunstancias económicas excepcionales. Desde el pasado lunes y hasta el 6 de julio rige un estricto control de capitales, por el que los clientes de los bancos pueden retirar en los cajeros un máximo de 60 euros por día y persona.

El martes expiró el programa europeo de asistencia financiera a Grecia, y el mismo día el país cayó en default con el Fondo Monetario Internacional, al no poder abonar un pago de unos 1,550 millones de euros.

¿QUIÉN PUEDE VOTAR?

El domingo estarán abiertos 19,159 colegios electorales, en los que están llamados a votar un total de 9’855,029 inscritos. Los ciudadanos de otros países de la Unión Europea no tienen derecho de voto en este referendo. Por otra parte, como el referendo se ha organizado en apenas una semana, es muy difícil que vote el millón de griegos que vive en el extranjero.

¿CUÁNTO CUESTA EL REFERENDO?

El ministerio del Interior estima el coste de organización en un máximo de 25 millones de euros, la mitad de lo que costaron las elecciones del 25 de enero que llevaron al poder a Syriza.

UNA ORGANIZACIÓN CONTRARRELOJ

El referendo ha sido organizado en una semana justa, ya que apenas fue anunciado la noche del viernes por el primer ministro Alexis Tsipras, y aprobado por el Parlamento al día siguiente.

¿EN CUÁNTO TIEMPO SALDRÁ EL RESULTADO?

Los colegios electorales estarán abiertos de las siete de la mañana (04:00 hora GMT) a las siete de la tarde (16:00 hora GMT). Sobre las nueve de la noche (18:00 hora GMT) se esperan unos primeros datos, indicativos del resultado global. La rapidez del anuncio del resultado dependerá de si éste es muy apretado o no.

FACILIDADES DE CIRCULACIÓN

Para facilitar la participación el domingo, los peajes de las autopistas serán gratuitos, y se aplicarán precios reducidos a los billetes de tren, los vuelos internos y los buses interurbanos. Sin embargo, los griegos que se encuentren ese día de vacaciones en un lugar distinto de su municipio de empadronamiento no podrán votar.