Recuadro: El plan de acción Europa-África ante crisis migratoria

Dirigentes de ambos continentes llegaron en la cumbre de La Valeta, en Malta, a una serie de compromisos que son más directrices que medidas concretas ante el éxodo de miles de africanos.
Una guardia maltesa, durante la cumbre UE-África sobre migración en el Centro Mediterráneo de Conferencias,  en La Valeta, capital de Malta
Una guardia maltesa, durante la cumbre UE-África sobre migración en el Centro Mediterráneo de Conferencias, en La Valeta, capital de Malta (AFP)

La Valeta

El plan de acción adoptado este jueves en la cumbre de La Valeta por países europeos y africanos incluye una serie de compromisos de ambas partes para atacar las "causas profundas" que empujan a numerosos africanos a abandonar sus países.

Estas son algunas de las disposiciones del plan, en forma de directrices más que medidas concretas. Los proyectos que se realicen a partir de esas propuestas podrán recibir financiamiento del Fondo de Urgencia para África, lanzado el jueves en Malta por la UE.

La Comisión Europea dotó ese fondo con 1,800 millones de euros y exhorta a cada uno de los Estados miembros de la UE a duplicarlo con sus aportaciones por un total de 3,600 millones de euros. De esa demanda de fondos por ahora solo se han concretado 78 millones de euros.

EMPLEO, DESARROLLO

- Lanzar proyectos que puedan aumentar las oportunidades de empleo en las regiones de origen y tránsito de los migrantes africanos, en particular mediante inversiones públicas y privadas en favor de la agricultura y del desarrollo económico rural.

- Reducir de aquí a 2030 a menos del 3% el coste de transacciones de las transferencias bancarias.

CONTRA LA INESTABILIDAD EN ÁFRICA

- Mejorar el acceso a servicios de base para las poblaciones desplazadas, en particular el acceso a la educación, al agua y a los servicios de la salud.

- En la región de Sahel, del lago Chad y del Cuerno de África "reforzar el apoyo a las iniciativas diplomáticas", en particular mediante esfuerzos de mediación, para poner fin a las crisis más urgentes.

- En esas mismas regiones, lanzar iniciativas para evitar la radicalización de la juventud.

 MIGRACIÓN LEGAL

 - Duplicar el número de becas europeas para estudiantes e investigadores africanos en 2016 respecto a 2014.

 - Lanzar proyectos piloto para unificar ofertas de migración legal (laborales, o de estudios) por parte de algunos Estados miembros en beneficio de países africanos seleccionados.

- Concluir las negociaciones actualmente en vigor y abrir otras nuevas sobre acuerdos que faciliten la atribución de visados.

LUCHA CONTRA LOS TRÁFICOS

- Identificar contactos nacionales únicos en cada país para las actividades de lucha contra todo tipo de tráficos.

- Instalar, en forma de "proyecto piloto", un equipo común de investigación en Níger contra las redes de traficantes de personas.

- Organizar campañas de información en los países de origen y de tránsito sobre las prácticas de los traficantes y sobre la situación migratoria en Europa.

 RETORNOS Y READMISIÓN

 - Reforzar la capacidad de las autoridades de los países de origen de los migrantes para que puedan tratar rápidamente los procedimientos de readmisión.

- Enviar misiones de agentes de servicios africanos de la inmigración en países europeos para verificar la nacionalidad de los migrantes irregulares. Ese tipo de misiones de identificación tendrán lugar en el primer trimestre de 2016 con al menos diez países africanos voluntarios.