Reconstrucción por sismo costará "miles de millones de dólares": Correa

El presidente de Ecuador, que recorrió las zonas afectadas por el potente terremoto del sábado, destacó la magnitud de los gastos de reconstrucción de las poblaciones y barrios destruidos.

Pedernales

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, aseguró hoy que la reconstrucción del desastre provocado por el potente terremoto del sábado llevará años y "costará centenas, probablemente miles de millones de dólares".

"Habrá que reconstruir Pedernales, el centro de Portoviejo, el barrio de Tarqui en Manta, Canoa, Jama... Eso tomará meses, años y costará centenas, probablemente miles de millones de dólares", aseguró durante una visita a Pedernales, severamente golpeado y epicentro del sismo.

Correa recorrió hoy las zonas afectadas por el terremoto de magnitud 7.8 en la escala de Richter que el sábado sacudió la zona tropical del norte del país, en tanto que han comenzado a llegar en aviones a la capital algunos heridos.

Correa saludó a los afectados en la zona visitada, dialogó con funcionarios y escuchó pedidos y denuncias de la población sobre los altos precios del agua durante un recorrido en el que mostró gesto serio por el panorama, caracterizado por casas destruidas y gente solicitando ayuda. De su lado, el alcalde de Quito, Mauricio Rodas, informó hoy de que han llegado a la capital de Ecuador personas heridas en el terremoto.

"El avión que viajó con ayuda humanitaria desde Quito está regresando con heridos para que reciban atención urgente", escribió Rodas en su cuenta de Twitter, mientras la televisión RTS informó de que se trata en la capital ecuatoriana a otros heridos en el terremoto a los que se trasladó este domingo.

En su cuenta de Twitter, Rodas ha informado en las últimas horas sobre el envío de vituallas recolectadas gracias a la solidaridad de la población. En esa red social, ha publicado también fotografías de los camiones con ayuda que llegan ya a la ciudad de Pedernales, una de las más afectadas por el terremoto que ha dejado hasta el momento, unos 350 muertos y al menos 2,068 heridos.

El terremoto se produjo a las 18:58 hora local del sábado (23:58 hora GMT), entre los balnearios costeros de Cojimíes y de Pedernales, en la provincia de Manabí y colindante con la vecina Esmeraldas, que también sintió el impacto de las réplicas.

Tras el desastre, el Gobierno ecuatoriano declaró el estado de emergencia en las provincias de Esmeraldas, Manabí, Guayas, Santo Domingo de los Tsáchilas, Los Ríos y Santa Elena, así como el estado de excepción en todo el territorio nacional. Un total de 304 réplicas se han registrado hasta el momento tras el terremoto del sábado, según el Instituto Geofísico.