Reciben el 2015 en Times Square de Nueva York

Las actuaciones de Taylor Swift y otros conocidos grupos musicales amenizaron la espera a los asistentes, que batallaban desde hacía horas sin poder desplazarse de su ubicación para cenar ni ...

Nueva York

La icónica plaza de Times Square en Nueva York ya recibió el 2015 y decenas de miles de personas pudieron presenciar, un año más, el descenso de la emblemática bola de cristal desde el corazón del mundo.

En las últimas horas del año, como es tradición desde 1904, neoyorquinos y turistas se congregaron en los alrededores de la plaza más internacional para contemplar cómo la esfera se deslizaba desde lo alto del edificio Uno de Times Square durante los últimos segundos del 2014.

Las actuaciones de Taylor Swift y otros conocidos grupos musicales amenizaron la espera a los asistentes, que batallaban desde hacía horas a las gélidas temperaturas sin poder desplazarse de su ubicación para cenar ni utilizar los servicios.

La popular cantante estadounidense interpretó "Welcome to New York" y "Shake It Off", e incendió las redes sociales al aparecer con un vestido muy poco apropiado para las gélidas temperaturas de esta noche.

Los rockeros O.A.R. fueron los encargados de ofrecer, minutos antes de medianoche, su propia versión del himno de paz "Imagine", que compuso el exbeatle John Lennon hace más de cuatro décadas.

Florida Georgia Line, Idina Menzel, Magic!, Jencarlos Canela, Alejandra Guzmán y American Authors fueron el resto de voces que completaron el cartel, y las estrellas del musical de Broadway Aladdin leyeron deseos para el 2015 que escribió previamente el público.

Tampoco faltaron el tradicional lanzamiento de confeti y los espectaculares fuegos artificiales que inauguraron el año nuevo en la Gran Manzana.

Este año la Alianza Times Square, encargada de las festividades, escogió a la International Rescue Comittee (IRC), como co-organizadora del evento, que giró entorno a la fortaleza como el sentimiento que inspirará el espíritu del año.

"El IRC es una organización que representa un faro para miles de personas alrededor del mundo. Nos sentimos honrados de aceptar este premio en nombre de nuestros colegas y compañeros que trabajan tan duro para ayudar a la gente cuyas vidas y sustentos se han desmenuzado por conflictos y desastres", dijo en un comunicado el presidente del IRC, David Miliband.

Por este motivo, esta noche fueron voluntarios y representantes del IRC quienes activaron el botón Waterford Crystal que hizo descender la bola, formada de 2,688 triángulos de cristal.

Junto a Miliband y al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, pulsaron el botón las modelos y activistas sudanesas Nykhor Paul y Alek Wek, la estudiante refugiada nepalí Sonam Lama y el cantante y actor estadounidense de origen cubano Jencarlos Canela, que se convirtió así en el primer artista latino con este privilegio.

288 de los cristales de la esfera estaban cortados con talla diamante para representar los valores de la resolución y el coraje necesarios para vencer a las adversidades, mientras que los 2,400 restantes se distinguieron por pequeños cortes internos que potenciaban la imaginación.

Además, esta enorme bola, que ensayó su trayectoria este martes para evitar sorpresas, se iluminó por 3,256 luces ecológicas de cuatro colores diferentes -rojo, azul, verde y blanco- que recordaron el significado del 2015, que la UNESCO ha declarado como el Año Internacional de la Luz.

Times Square ha albergado la celebración del Año Nuevo en la ciudad desde hace 110 años, cuando los dueños del diario The New York Times -al que pertenecía el edificio Uno, y que dio nombre a la plaza- comenzaron a celebrar la entrada del año en la azotea del rascacielos.

A partir de 1908 una gran una bola iluminada se convirtió en la protagonista de los festejos, y la tradición de ver caer la esfera desde Times Square se ha repetido cada año, con la excepción de 1942 y 1943, cuando la ceremonia fue suspendida debido a la Segunda Guerra Mundial y se sustituyó por un minuto de silencio.

Las medidas de seguridad fueron muy estrictas desde primera hora de la mañana y la policía neoyorquina desplegó grupos especiales antiterroristas y contra artefactos químicos, biológicos y radiactivos.

El cuerpo de policía estaba especialmente atento a la posibilidad de manifestaciones por las muertes a manos de agentes de policía de los hombres de raza negra Eric Garner y de Michael Brown, que han hecho reflotar tensiones raciales no vistas en el país en varios años.