Rechazan los resultados favorables a Hernández

El partido Libre, de Xiomara Castro, esposa del derrocado presidente Manuel Zelaya, acusa de “fraude” al Tribunal Electoral, que seguía contando los votos de los pasados comicios.
Los medios locales continuaban a la espera de los cómputos finales de las elecciones del domingo.
Los medios locales continuaban a la espera de los cómputos finales de las elecciones del domingo. (Jorge Cabrera/AFP)

Tegucigalpa

La candidata izquierdista Xiomara Castro, esposa del derrocado presidente de Honduras Manuel Zelaya, reiteró ayer su acusación de “fraude” en los comicios generales del domingo, mientras el candidato oficialista Juan Orlando Hernández reivindicó su victoria y empezó a perfilar su gobierno.

Hernández, del gobernante Partido Nacional (PN, derecha) acumulaba 34.2% de votos contra 28.8% de Castro, del partido Libertad y Refundación (Libre) según el informe del Tribunal Supremo Electoral (TSE) con 62% de las mesas escrutadas.

“No aceptamos los resultados”, señaló el derrocado Manuel Zelaya ante la prensa en un hotel capitalino, acuerpado por cientos de seguidores de Libre, vestidos de rojo y negro, que gritaban: “¡Se oye, se siente Xiomara presidente!”.

Aunque el TSE no había proclamado aún un ganador, Hernández, abogado de 45 años, se declaró triunfador la noche del domingo y ayer nombró una comisión para el traspaso de poder en enero.

“Ya el pueblo eligió, ahora a trabajar”, dijo en conferencia de prensa el también titular del Congreso y llamó a Castro a laborar por un “gran pacto nacional” contra la inseguridad y la pobreza que agobian al país.

Seguidores de Xiomara Castro protestaron ayer en las calles vigilados de cerca por militares y policías fuertemente armados.

Los reconocimientos a Hernández empezaron a llegar desde Colombia, Guatemala, Panamá, Costa Rica y Nicaragua, pese al gobierno izquierdista de Daniel Ortega.

Soldados y agentes mantenían vigilada la Casa Presidencial, la Fiscalía, el TSE, hoteles y otros lugares clave de la capital.

Zelaya, derrocado por un golpe cívico-militar en junio de 2009, advirtió que como hace cuatro años “si es necesario iremos a las calles (...). No queremos ninguna negociación”, añadió en nombre de su esposa, de 54 años, quien no aparece en público desde que la noche del domingo también se proclamó presidenta.

Libre asegura que hubo “inconsistencias” en 20% de las actas electorales (400 mil votos) mediante la “transmisión irregular de resultados”. “Muéstrennos urna por urna, acta por acta, pueblo por pueblo”, retó Zelaya y denunció una “manipulación” del TSE a favor de Hernández, quien respondió a quienes “tengan dudas” que acudan al TSE.

“El triunfo es el resultado de lo que el pueblo hondureño decidió en las urnas y no se negocia con nadie”, advirtió Hernández.

Ante las tensiones, el presidente Porfirio Lobo llamó a “evitar confrontaciones”.

El nuevo gobierno asumirá un país con el récord mundial de homicidios, 85.5 por 100 mil habitantes y una pobreza que golpea a 71% de sus 8.5 millones de habitantes.

Maduro contra EU

En tanto, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro rechazó un supuesto intervencionismo de Estados Unidos en los comicios de Honduras luego de que la embajada de EU en Tegucigalpa, Lisa Kubiske, dijo el domingo que  su país dio asistencia técnica.

“Yo quiero aquí expresar nuestra repugnancia, nuestro repudio por las declaraciones que dio la embajadora de Estados Unidos en Tegucigalpa (...). ¡Fuera ustedes gringos, yankees go home de Honduras, ya basta!”, dijo Maduro en un acto en Caracas.

Kubiske aludió a los comicios como “una fiesta electoral” y recordó que EU financió 600 mil cédulas de identidad y campañas de educación del voto, lo cual hasta ayer no había sido objetado por la oposición en Honduras, pese a las críticas de Maduro.

Claves

Participación récord

- Las elecciones presidenciales celebradas el domingo en Honduras alcanzaron una participación récord de 61%, anunció ayer el presidente del Tribunal Supremo Electoral, David Matamoros.

- En los últimos comicios de 2009, en los que fue elegido el actual presidente Porfirio Lobo, la asistencia fue de 49.9%, recordó Matamoros.

- Un total de 5.4 millones de ciudadanos fueron convocados a las urnas. La máxima autoridad electoral informó que la jornada transcurrió con una “votación masiva y en paz”.