Rechaza exmagnate ruso Jodorkovski participar en política

El expetrolero, que llegó a ser el hombre más rico de Rusia, llevaba encarcelado desde su detención en 2003 acusado de fraude y evasión fiscal y era considerado el principal preso político del ...

Moscú

El exmagnate ruso Mijail Jodorkovski, indultado el pasado jueves, aseguró que no entrará a la política ni reclamará la participación que poseía en la petrolera Yukos.

Considerado el principal opositor al presidente Vladimir Putin, fijo su posición en las entrevistas que concedió tras su liberación al canal de televisión ruso Dozhd y a la revista rusa The New Times, y para este mismo domingo se espera una declaración en Alemania.

"Yo escribí en mi carta (dirigida a Putin) lo que había dicho en varias ocasiones públicamente: yo no voy a meterme en política y no voy a luchar por el retorno de los activos de Yukos", destacó el exmagnate del petróleo.

"Personalmente, no voy a tomar parte en esto, ni voy a tener interés alguno en si los accionistas de Yukos ganan o pierden (en pleitos sobre los activos de la empresa). Este tema está cerrado para mí", agregó.

Jodorkovsky, que voló a Berlín tras su liberación de una prisión cerca del Círculo Ártico, señaló que no había condiciones vinculadas a su liberación y que no había admitido ser culpable a la hora de pedir la amnistía a Putin.

El expetrolero, que llegó a ser el hombre más rico de Rusia, llevaba encarcelado desde su detención en 2003 acusado de fraude y evasión fiscal y era considerado el principal preso político del gobierno de Putin.

En su carta publicada hace un mes por el diario The New York Times el exmagnate pedía clemencia y su excarcelación para poder visitar a su madre que se encuentra gravemente enferma.

El mandatario decidió indultarlo a pesar de que no estaba incluido en un amnistía que aprobó el parlamento ruso para dos mil 500 presos, entre ellos, las integrantes del grupo Pussy Riot y los activistas de Greenpeace.

Jodorkovsky, acusado de lavado de dinero y malversación de impuestos, tenía que salir de prisión en agosto de 2014, y siempre ha defendido su inocencia al considerar que su caso fue una venganza del Kremlin para poner fin a sus aspiraciones políticas y empresariales.