Japón entra en recesión económica

Debido a la recesión, se espera que el primer ministro japonés, Shizo Abe, anuncie la disolución de la cámara baja del Parlamento y convoque a elecciones anticipadas.
Se espera que el primer ministro nipón, Shinzo Abe, convoque a elecciones anticipadas.
Se espera que el primer ministro nipón, Shinzo Abe, convoque a elecciones anticipadas. (Reuters)

Tokio, Japón

Japón entró en recesión en el tercer trimestre, una inesperada bofetada para la política económica del primer ministro Shinzo Abe, que se espera postergue un nuevo aumento del IVA y convoque a elecciones legislativas anticipadas.

La tercera potencia económica mundial había salido de la recesión en los últimos meses de 2012, justo antes de que llegara al poder Shinzo Abe, quien de inmediato lanzó una ambiciosa política de reactivación para poner fin a años de crecimiento flojo y deflación.

Después de unos comienzos alentadores, con un crecimiento de 1. 5 por ciento en el conjunto de 2013, la política de Abe se ha visto en apuros en los últimos meses.

En particular, tuvo mucho que ver la subida del IVA en abril, introducida para reducir la elevadísima deuda pública del país, cercana al 250 por ciento del PIB, algo insólito entre los países desarrollados

El Producto Interior Bruto (PIB) nipón se contrajo en el tercer trimestre un 0,4% respecto al anterior, según datos del gobierno publicados este lunes, cuando la mayoría de los economistas apostaba por un crecimiento del 0.5 por ciento. En comparación con el mismo período del año pasado, el PIB se contrajo un .6 por ciento, cifra también peor de lo previsto.

En el segundo trimestre de este año, el PIB ya había caído un 1.9 por ciento respecto a los tres meses anteriores. En el primero, la economía nipona había crecido en cambio un 1.6 por ciento.

La bolsa de Tokio reaccionó con pesimismo al indicador, y concluyó la sesión de este lunes con una abultada pérdida de 2.96 por ciento.

El ministro de Revitalización Económica, Akira Amari, reaccionó afirmando que la política de estímulo impulsada por el jefe del gobierno, conocida como "abenomics", "no es un fracaso".

El ministro observó que el PIB ha aumentado en el conjunto de los nueve primeros meses del año un 0.5 por ciento respecto al mismo período de 2013.

Para la oposición, en cambio, la situación actual "demuestra los límites de los Abenomics, que sobre todo ha impulsado a los mercados pero no ha tenido efectos sobre las clases medias".

¿Eleccciones anticipadas?

La caída en recesión es un grave revés para la política económica de Shinzo Abe, que se espera anuncie este mismo martes la disolución de la cámara baja del Parlamento y convoque a elecciones anticipadas para el mes que viene, dos años antes del final de la legislatura. Según la prensa, los comicios podrían ser el 14 o el 21 de diciembre.

"A la luz de la fuerte caída (del PIB) en la estimación de hoy, ahora parece probable que el primer ministro Abe postergue la subida del IVA y anuncie elecciones anticipadas", señaló en una nota Marcel Thieliant, un analista de Capital Economics.

Pero debido a la ausencia de oposición, parece asegurada la victoría del partido de Abe, el Partido Liberal Demócrata (PLD) en esos comicios anticipados, según los analistas políticos.

El mal dato de este lunes demuestra cómo sigue pesando en la actividad esa subida del IVA el pasado abril, que pasó del 5 por ciento al 8 por ciento. Para octubre de 2015 estaba prevista una nueva subida, al 10 por ciento.

De "ninguna manera" se volverá a subir dicha tasa, declaró Etsuro Honda, un cercano consejero de Abe, en entrevista al Wall Street journal. Además de calificar de "chocante" la caída del PIB, Honda consideró "absolutamente necesario adoptar contramedidas" por un importe de 3 billones de yenes (EUR 20 mil millones, USD 25 mil millones).

La mala situación económica del país quedó reflejada en estos otros datos: en el tercer trimestre, la demanda privada cayó un 0.9 por ciento respecto al anterior, debido al retroceso de la inversión, tanto de los particulares (-6.7 por ciento) como de las empresas (-0.2 por ciento). En cambio, el consumo de los hogares creció un 0.3 por ciento.

Por su lado, el gasto y la inversión de los poderes públicos, que subieron un 0.7 por ciento no lograron invertir la tendencia.

Ante esta situación, el Banco de Japón había decidido a fines de octubre aumentar su programa de compra de activos, para estimular la actividad. Un "gesto demasiado tardío", según Honda.