Rebeldes ucranianos aceptan un cese el fuego provisional, afirma su líder

Olekasnr Borodai, líder de la autoproclamada República Popular de Donetsk, se comprometió a parar los combates en respuesta al alto el fuego declarado por Ucrania, mientras la UE exhortó a Rusia a ...
Una joven reza mientras dice adiós a su novio, reclutado por el batallón Azov del ejército ucraniano y que parte a luchar contra los separatistas
Una joven reza mientras dice adiós a su novio, reclutado por el batallón Azov del ejército ucraniano y que parte a luchar contra los separatistas (AFP)

Luxemburgo, Kiev

El máximo líder separatista ucraniano anunció hoy que los rebeldes prorrusosos harán un alto el fuego provisional y buscarán dialogar con el nuevo presidente de Ucrania, poniendo fin a diez semanas de combate en el este del país. "En respuesta al alto el fuego declarado por Kiev, nos comprometemos también a un cese el fuego de nuestra parte, dijo Olekasnr Borodai, de la autoproclamada República Popular de Donetsk, citado por la agencia de noticias ITAR-TASS. "Este alto el fuego terminará el 27 de junio", precisó.

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, decretó el viernes un cese el fuego unilateral de una semana para permitir a los rebeldes deponer las armas y abrir un diálogo con los insurgentes que no cometieron "ni asesinatos ni tortura".

Mientras, la Unión Europea exhortó hoy a Rusia a apoyar el plan de paz presentado por el presidente ucraniano Petro Poroshenko, quien pidió mayor implicación de sus aliados occidentales para poner fin a la insurrección prorrusa en el este. Rusia, acusada por los occidentales de entregar armas a la rebelión, insistió en la necesidad de que se respete un "alto el fuego duradero" para entablar un diálogo entre las autoridades de Kiev y los separatistas, en el marco del plan de paz del gobierno ucraniano.

El nuevo ministro de Exteriores ucraniano, Pavlo Klimkin, presentó este plan a sus homólogos de los 28 países miembros de la UE que estaban reunidos este lunes en Luxemburgo. Según Klimkin los 28 le dieron al plan de paz un apoyo "sin condiciones". "Es muy importante (...) escuchar el claro respaldo de todos los ministros (...) símbolo de la solidaridad hacia Ucrania, indicó tras participar en parte de la reunión de los ministros de la UE.

Los ministros estiman que esta semana es decisiva para Ucrania y para "rebajar la tensión", que es "la prioridad". "Pedimos a los rusos que se impliquen para que el plan de paz se aplique. Esto debe hacerse en los próximos días", dijo el canciller francés Laurent Fabius. En juego está la unidad de Ucrania, exrepública soviética que el viernes firmará el último apartado, el comercial, de un acuerdo de asociación con la Unión Europea que está en el origen de la crisis actual.

El acuerdo prevé una liberalización comercial entre la UE y Ucrania, ésta marginaría a Rusia, estima Moscú, aunque el bloque asegure que "a largo plazo" le sería beneficioso. La negativa a firmar en diciembre este tratado provocó una ola de protestas que llevaron a la destitución del presidente Viktor Yanukovich y más tarde la secesión Crimea. Desde abril, el este del país es terreno de violentos combates entre el ejército y los rebeldes, que proclamaron la independencia de dos regiones.

El ministro ucraniano de Defensa denunció una serie de ataques contra el ejército la madrugada del domingo, más de 48 horas después de la entrada en vigor de un alto el fuego de una semana, plazo para permitir el desarme de los insurgentes y entablar un diálogo con aquellos que no estén implicados en actos "de asesinato ni de tortura".

Desde abril, al menos 375 personas han muerto en los combates entre fuerzas leales a Kiev y separatistas prorrusos. "La implicación de Angela Merkel y otros dirigentes mundiales es crucial para una solución del conflicto en el este de Ucrania", declaró hoy el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, tras una conversación telefónica la víspera con la jefa del gobierno alemán.

El presidente prooccidental insistió ante Merkel en que los rebeldes habían "violado el alto el fuego" más de 20 veces desde su entrada en vigor en sus bastiones de Donetsk y Lugansk, informó la presidencia ucraniana. La canciller alemana por su parte confirmó su solidaridad con el plan de paz de Poroshenko y dijo estar dispuesta a hacer lo mejor para facilitar un diálogo multilateral con todas las partes implicadas.

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que apoya el plan de paz de Kiev pero reclama más derechos para los ciudadanos de habla rusa del este y un diálogo "sustancial" con los rebeldes. Poroshenko, elegido el 25 de mayo con el respaldo de los dirigentes occidentales, también se entrevistó el domingo con el vicepresidente estadunidense, Joe Biden, para comunicarle "decenas de casos" de violación de alto el fuego por parte de los rebeldes, que rechazaron los términos del plan de paz.

Biden aseguró que Washington "sigue atentamente la situación", según la presidencia ucraniana. Pero el ministerio ucraniano de Defensa afirmó hoy que los rebeldes lanzaron once ataques durante la noche contra posiciones del ejército ucraniano, en particular cerca de Kramatorsk, Slaviansk y Artemivsk. Según un portavoz de las operaciones militares ucranianas, Vladislav Selezniov, cinco soldados y un guardia fronterizo resultaron heridos, y las tropas ucranianas debieron recurrir a las armas "simplemente para defenderse".

blb-pa/jo