Rebeldes ganan terreno a yihadistas en Damasco

Los insurgentes contrarios al régimen de Asad han logrado expulsar a los milicianos del Estado Islámico de la casi totalidad de la periferia de la capital de Siria.
Un niño sirio sentado en una banqueta mira al cadáver de la víctima de un bombardeo con helicóptero del ejército de Asad en Alepo
Un niño sirio sentado en una banqueta mira al cadáver de la víctima de un bombardeo con helicóptero del ejército de Asad en Alepo (AFP)

Beirut

Los rebeldes sirios lograron expulsar a los yihadistas del Estado Islámico (EI) de la casi totalidad de la periferia de Damasco, aunque éstos últimos resisten todavía en tres bastiones al sur de la capital, indicó hoy una ONG. Tras una ofensiva de tres semanas, estos yihadistas ultra-radicales que controlan buena parte del territorio del norte y este de Siria y también de Irak fueron echados de cuatro localidades del sureste de la capital siria por parte de insurgentes moderados y radicales.

Los combatientes del EI fueron expulsados de Mesraba y Maydaa, situados en la región del Ghuta oriental, así como de Yalda y Beit Sahem, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). "Los combatientes se atrincheraron en Hajar al Aswad, Tadamon y Qadam", barrios al sur de Damasco, indicó Rami Abdel Rahman, director de la ONG, que dio cuenta de combates el lunes en Hajar al Aswad y Qadam.

Desde el inicio de la insurrección armada en Siria, la región de Damasco es uno de los principales bastiones de la rebelión, que trata desde hace tres años de derrocar al régimen de Bashar al Asad. Pese a numerosas ofensivas, el ejército, que cuenta con una potente aviación y el apoyo del Hezbolá chiita, no ha logrado echar a los insurgentes.

Desde su aparición en el conflicto sirio en 2013, el EI no ha disimulado sus pretensiones hegemónicas y se ha enfrentado abiertamente a los rebeldes.

De otra parte, al menos siete personas murieron hoy, entre ellas cinco menores, por un bombardeo de las fuerzas del régimen contra la localidad de Al Bab, en la provincia septentrional siria de Alepo, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Según esta organización, la aviación gubernamental atacó esa población, que está controlada por el EI.

Aparte de los menores, el resto de los fallecidos son un hombre y una mujer. Por otro lado, cerca de Al Bab, los combatientes del EI lanzaron hoy una campaña de detenciones en el pueblo de Al Burch, de mayoría kurda. Los capturados son varones de distintas edades. En las últimas semanas, la organización extremista se ha enfrentado a las llamadas Unidades de Protección del Pueblo Kurdo en la región de Kobani, de predominio kurdo y en la provincia de Alepo.

El EI proclamó a finales de junio un califato islámico en Irak y Siria, tras avanzar sobre el terreno. En el territorio sirio, domina el 35 por ciento de la superficie, según señaló el viernes pasado el Observatorio.