Rebeldes comunistas en fuga toman a 39 de mineros como rehenes en Filipinas

Los insurgentes, que todavía retienen a una docena de personas, huían de una operación lanzada la semana pasada por el Ejército filipino.

Manila

Activistas de la guerrilla comunista de Filipinas tomaron como rehenes a 39 mineros de un yacimiento de oro en la isla de Mindanao, en el sur del país, mientras huían de la persecución del Ejército, informó hoy la prensa local.

Unos 80 miembros del Nuevo Ejército del Pueblo (NEP) retuvieron a los mineros al llegar ayer a la localidad de Maragusan, en la provincia de Compostela Valley, pero liberaron a la mayoría de ellos horas después tras una negociación, según la televisión GMA.

Los insurgentes, que todavía retienen a una docena de personas, huían de una operación lanzada la semana pasada por el Ejército filipino, añadió el canal.

El incidente ocurrió un día después de que la Policía detuviera a un líder rebelde, acusado de la muerte de personal de las fuerzas de seguridad en las provincias de Davao del Sur y Cotabato, también en Mindanao.

El NEP, brazo armado del ilegal Partido Comunista de Filipinas, cuenta con unos 6.000 combatientes regulares, y lleva cerca de 45 años alzado en armas contra las fuerzas gubernamentales, en un conflicto que ha causado cerca de 30.000 muertos.