Rebeldes hutíes de Yemen atacan puesto de frontera con Arabia Saudí

Numerosos soldados saudíes murieron en el ataque, cerca de la ciudad saudí de Najrán, como "revancha" por los ataques saudíes a Yemen en la actual ofensiva, como el que hoy se cobró la vida de ...
Un yemení permanece de pie en un carro arrastrado por un camello, en el que transporta comida en Adén, escenario de duros combates
Un yemení permanece de pie en un carro arrastrado por un camello, en el que transporta comida en Adén, escenario de duros combates (AFP)

Saná

Rebeldes hutíes chiitas de Yemen atacaron un puesto militar en la frontera con Arabia Saudí y causaron la muerte de numerosos soldados saudíes, informó hoy un funcionario hutí en Saná, la capital yemení. Por ahora, Arabia Saudí no hizo ningún comentario respecto del episodio, que se produjo cerca de la ciudad saudí de Najrán.

Ali al Kuhum, miembro del Buro Político del movimiento rebelde chiita hutí, afirmó hoy en declaraciones a dpa en Saná que el ataque se produjo como "revancha" por los ataques saudíes en Yemen. "Los comités populares y las milicias tribales (organizados por los hutíes) continuarán con los ataques a puestos saudíes mientras continúe la agresión saudí a Yemen", añadió Al Kuhum.

El canal de televisión Al Masirah, que cuenta con apoyo de los hutíes, mostró imágenes de los rebeldes disparando con lanzamisiles hacia la torre de vigilancia del puesto de frontera.

En otras imágenes puede observarse a los milicianos hutíes acercándose a pie a la torre de vigilancia. Probablemente para entonces los soldados de frontera saudíes ya habían abandonado el puesto. También se divisa un tanque de combate saudí que quedó en el lugar. No estaba claro si los hutíes tenían intenciones de ocupar el puesto en forma permanente.

En tanto, una coalición encabezada por Arabia Saudí lanzó en la noche del miércoles al jueves nuevos ataques aéreos contra los rebeldes yemeníes respaldados por Irán en el área comprendida entre Sadá y la provincia yemení lindante de Yauf que provocaron la muerte de al menos 20 hutíes, informaron periodistas locales.

Según testigos, los aviones de combate bombardearon también el cementerio ubicado en el centro de la ciudad. Estos episodios de violencia se producen después de que las Naciones Unidas anunciaran conversaciones de paz para Yemen para el próximo 28 de mayo en Ginebra.

De otra parte, al menos cinco inmigrantes somalíes murieron y otros siete resultaron heridos en un bombardeo con proyectiles de mortero lanzado por el ejército saudí contra un centro de ayuda humanitaria en la periferia de la localidad yemení de Medi, cercana a la frontera con Arabia Saudí.

Una fuente del Fondo de Naciones Unidades para la Infancia (UNICEF) que pidió el anonimato informó a Efe de que, debido a la presencia de miembros del movimiento rebelde chií de los hutíes, el ejército saudí ataca frecuentemente zonas de la provincia de Hacha (noroeste).

En esa área es donde se encuentra el centro humanitario donde murieron hoy los inmigrantes, que depende de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y que alberga a cerca de 400 personas.

La fuente explicó que las fuerzas saudíes bombardearon con proyectiles de mortero el patio interior del complejo, lo que causó la muerte de cinco inmigrantes y heridas a otros seis, sin precisar las nacionalidades de las víctimas. Sin embargo, la agencia oficial yemení de noticias, Saba, controlada por los hutíes, informó de que los muertos son de nacionalidad somalí.

Las organizaciones humanitarias internacionales ofrecen ayuda a decenas de inmigrantes etíopes y refugiados somalíes que se encuentran bloqueados a causa del conflicto en las fronteras entre Arabia Saudí y el Yemen. La ciudad de Medi está ubicada cerca de la ciudad de Harad, considerada como una de las bases principales de las organizaciones de atención a los refugiados en las fronteras septentrionales del Yemen.

El conflicto en Yemen se agudizó en marzo pasado, cuando comenzaron los bombardeos de una coalición de países liderada por Arabia Saudí, y ha causado la muerte de unas dos mil personas y, de acuerdo con datos de la ONU, cerca de doce millones de yemeníes necesitan ayuda urgente.

La noche del pasado domingo finalizó un alto el fuego humanitario de cinco días acordado por las partes en conflicto que no permitió, sin embargo, la llegada masiva de ayuda internacional. El presidente de Yemen, Abdo Rabu Mansur Hadi, está refugiado en Riad desde finales de marzo pasado y la capital, Saná, sigue controlada por los hutíes.