Reanuda Israel bombardeo a Gaza

Las bengalas de la artillería de combate israelí iluminaban el cielo y las explosiones hacían temblar edificios situados a menos de 10 minutos en coche del centro de la ciudad de Gaza.
El humo se eleva después de un ataque aéreo israelí al parecer dirigido a túneles que conducen a Israel, en el barrio de Beit Lahiya, al norte de Gaza.
El humo se eleva después de un ataque aéreo israelí al parecer dirigido a túneles que conducen a Israel, en el barrio de Beit Lahiya, al norte de Gaza. (EFE)

Gaza

El Ejército israelí volvió hoy domingo a bombardear con intensidad Gaza, tras 12 horas de alto el fuego que sirvió a los gazatíes para aprovisionarse, huir y descubrir también el horror de la devastación causada en las zonas de combate.

A media mañana, los ataques aéreos y navales israelíes se repetían por toda la Franja, incluida Gaza ciudad, y los combates cuerpo a cuerpo con armas ligeras ya alcanzaban los barrios este de la urbe, como pudo comprobar en Efe.

En el distrito de Al Tufah, uno de los que unen la ciudad con el paso fronterizo de Erez, el tabletear de las metralletas y los fusiles se mezclaba a media mañana con el estruendo de los disparos de los tanques y blindados.

Las bengalas de la artillería de combate israelí iluminaban el cielo y las explosiones hacían temblar edificios situados a menos de 10 minutos en coche del centro de la ciudad de Gaza, en un paisaje deshumanizado de calles vacías e inmuebles derrumbados.

Israel retomó los bombardeos aéreos y navales esta mañana -la acción terrestre prosiguió por la noche- después de que las milicias islamistas se negaran a extender 24 horas más tregua de 12 horas acordada el sábado.

Un cese momentáneo de las hostilidades que permitió conocer la enorme magnitud del castigo a la Franja y desenterrar más de 150 cadáveres bajo los escombros de zonas de combate como Beit Janun, Beit Lahia o el este de la ciudad meridional de Jan Yunis.

En un comunicado difundido anoche por medios locales, uno de los portavoces del grupo islamista, Fawzi Barhum, advirtió de que otra tregua humanitaria no será posible hasta que los carros de combate israelíes hayan regresado a su territorio y la población sea libre de circular por Gaza y regresar con libertad a sus destruidas casas.

Horas antes, fuentes gubernamentales citadas por los principales medios locales israelíes, habían afirmado que el primer ministro, Benjamín Netanyahu, sí había aceptado una petición de la ONU para prorrogar durante 24 horas adicionales la tregua humanitaria del sábado.

"El alto el fuego viene bien, así podremos lidiar con los túneles en calma", dijo a la edición digital del diario Yediot Aharonot una fuente próxima al Gobierno israelí.

Aún así, durante las siguientes horas el Ejército siguió con las operaciones terrestres pero evitó los bombardeos nocturnos, pese a que las milicias retomaron el lanzamiento de cohetes nada más expiró la tregua.

Las fuentes israelíes agregaron que la decisión fue adoptada a petición de la ONU y bajo la condición de que el Ejército actuará solo si las milicias palestinas volvían a disparar.

Las Brigadas "Azadím al Kasem", brazo armado del movimiento islamista Hamás, asumieron la responsabilidad del disparo de siete cohetes contra la ciudad de Tel Aviv y contra la zona de Najal Oz, uno de los cuales al menos fue interceptado por la batería antiaérea "Iron Dome" y ninguno de ellos causó víctimas o daños.

Los combates se han reanudado apenas 24 horas después de que los mediadores internacionales volvieran a fracasar en convencer a los dos contendientes de que pongan fin a una masacre de 20 días que le ha costado ya la vida a más de un millar de palestinos, en su gran mayoría civiles, y mas de 6.000 heridos.

Tres cuartas partes de las víctimas mortales han perecido desde que hace diez días el Ejercito israelí abriera la verja que aisla Gaza desde hace siete años y emprendiera una incursión terrestre en la que ya han muerto 43 soldados, el último de ellos en combate anoche.

Reunidos en París, los ministros de Asuntos Exteriores de EU, Francia, Alemania, Italia, Catar, Reino Unido y la UE habían solicitado, sin éxito, una extensión del alto el fuego, 24 horas más y con opción a renovación.

Según indicaron fuentes oficiales francesas, estas condiciones "imponen a cada parte una especie de autodisciplina".

"La masacre no puede continuar, es insostenible y todos los países que estaban en la mesa de negociaciones han hablado con una sola voz", indicaron las fuentes galas, que dijeron que el objetivo común es hacer el cese del alto el fuego prolongado y duradero.