Raúl Castro recibe a magnate ruso

El presidente cubano abordó con Igor Ivanovich Sechin, titular de la petrolera rusa Rosneft, la profundización de las relaciones económicas.
Igor Ivanovich Sechin, presidente de la petrolera rusa Rosneft
Igor Ivanovich Sechin, presidente de la petrolera rusa Rosneft (Archivo)

La Habana

El presidente Raúl Castro recibió en La Habana a  Igor Ivanovich Sechin, titular de la empresa petrolera rusa Rosneft, que la semana pasada anunció una inversión de 65 mil millones de dólares en la faja petrolera del Orinoco, en Venezuela, hasta ahora el principal aliado de Cuba. Según informaron hoy los medios nacionales, “ambas partes dialogaron sobre el deseo común de continuar profundizando las relaciones en sectores como los hidrocarburos, la salud, el turismo, la energía y la formación de técnicos y especialistas en la rama petrolera, áreas en las que existen amplias posibilidades de colaboración”.

“Raúl y Sechin intercambiaron además acerca de la actualización del modelo económico cubano, el proceso de integración regional y las posibilidades que ofrece la Zona Especial de Desarrollo  (ZED) del Mariel  para futuras inversiones”, puntualizó el informe. La ZED, especie de zona franca que los cubanos desarrollan con inversión brasileña en el mega puerto del Mariel, unos 50 kilómetros al oeste de La Habana, es considerada el proyecto “más ambicioso” que se lleva a cabo en la isla para atraer inversión extranjera y “conectarse al comercio global” tras la ampliación en 2015 del Canal de Panamá.

La presencia en La Habana de Sechin y la acogida tributada por el mandatario cubano, siguen al anuncio de la petrolera rusa  Zarubezhneft de que continuará en 2014 sus perforaciones en aguas profundas cubanas en busca de crudo, tras un primer intento fallido este año. La inversión de la empresa petrolera Rosneft en la faja petrolera del Orinoco, en Venezuela, “es la más importante que tenemos a futuro”, dijo la semana pasada su titular. En la entrevista de Castro con  Sechin también participó Boris Kovalchuk, presidente de la Junta Directiva de la empresa de electricidad rusa INTER RAO y Mikhail L. Kamynin, embajador de la Federación de Rusia en Cuba.

Rusos y cubanos llegaron a un acuerdo en febrero pasado para poner fin a una deuda isleña desde la época de la Unión Soviética , estimada en 25 mil millones de dólares. La Habana alega que Moscú le debe una cifra similar por contratos incumplidos, ventas de tecnología obsoleta o descontinuada y otras insuficiencias.