Raúl Castro exige a EU cesar el bloqueo a Cuba

En el marco de la tercera Cumbre de la Celac, el mandatario caribeño afirma que el embargo es el “problema principal” para restablecer las relaciones entre La Habana y Washington.
La reunión de los líderes latinoamericanos y caribeños se realiza en las cercanías de San José, Costa Rica.
La reunión de los líderes latinoamericanos y caribeños se realiza en las cercanías de San José, Costa Rica. (Reuters)

Belén, Costa Rica

El presidente cubano, Raúl Castro, exigió ayer a Estados Unidos levantar el bloqueo contra Cuba para normalizar las relaciones, en el primer encuentro con sus colegas de la Celac tras el histórico anuncio del deshielo entre ambos países.

“El restablecimiento de relaciones diplomáticas es el inicio de un proceso hacia la normalización de las relaciones bilaterales, pero no será posible mientras exista el bloqueo”, afirmó  Castro en su discurso en la tercera Cumbre de la Comunidad de Estados de América Latina y del Caribe (Celac), en Belén, 15 km al oeste de San José.

Aunque la pobreza es el tema oficial de la cumbre, los gobernantes que intervinieron en la primera parte de la sesión expresaron su respaldo a las negociaciones de EU y Cuba y llamaron a levantar el bloqueo.

Castro acaparó la atención con sus primeras declaraciones tras la reunión que tuvieron hace una semana en La Habana altos funcionarios cubanos y estadunidenses, para avanzar hacia el restablecimiento de relaciones.

El gobernante cubano calificó al bloqueo como “el problema principal” que “no ha sido resuelto” y “debe cesar”, y recordó las demandas de Cuba de ser retirada de la lista estadunidense de patrocinadores del terrorismo, la devolución del territorio de Guantánamo —donde EU mantiene una base militar desde 1903— y cambios en las normas migratorias del país norteamericano.

“Si estos problemas no se resuelven, este acercamiento diplomático entre Cuba y los Estados Unidos no tendría sentido”, agregó.

Castro reconoció el llamado que hizo la semana pasada el presidente Barack Obama para que el Congreso estadunidense levante el embargo vigente desde 1962, pero le pidió usar sus “amplias facultades ejecutivas para modificar sustancialmente la aplicación del bloqueo”.

Ambos mandatarios anunciaron el 17 de diciembre su intención de relanzar sus nexos, incluso la apertura de embajadas a mediados de enero; Obama flexibilizó las sanciones para que los estadunidenses pueda viajar a la isla, se ampliaron los márgenes del envío de remesas y se permitieron algunas exportaciones, entre otras medidas.

Pero el grueso de sanciones económicas y comerciales se mantiene por la Ley Helms-Burton de 1996, y solo podrán ser desmontadas en el Legislativo.

Castro agradeció el apoyo de la Celac contra el bloqueo y reiteró su voluntad de asistir a la Cumbre de las Américas, el 10 y 11 de abril en Panamá.

Erradicar el hambre

Latinoamérica pretende en 2025 erradicar el hambre que aqueja a 6.1% de la población regional, con un plan presentado ayer por la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) a los presidentes en Costa Rica.

Los mandatarios deben combatir la pobreza, cuando el bajo crecimiento de la región, que la Cepal proyectó en 2.2% este año, amenaza los avances de una  década. De los 600 millones de latinoamericanos, 48% era pobre en 2002 y desde 2013 se estancó en 28%.

De los 33 gobernantes del área, no asisten Cristina Fernández (Argentina), Enrique Peña (México), Horacio Cartes (Paraguay) y Ollanta Humala (Perú).

“Mucha suerte, Pepe”

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, despidió ayer en la tercera Cumbre de la Celac a su “entrañable” par de Uruguay, José Mujica, quien entregará el cargo a Tabaré Vázquez el 1 de marzo próximo.

“Nuestro abrazo cariñoso a ese entrañable presidente y amigo, Pepe Mujica”, expresó Correa en la plenaria de la cumbre, que concluye hoy en Belén, Costa Rica.

“Creo que (esta cumbre) será su último encuentro multilateral como presidente de Uruguay”, añadió. “Mucha suerte, Pepe, gracias por todo lo que nos has enseñado”, concluyó Correa entre los aplausos para él y para Mujica de parte de los asistentes.