Rato rechaza declarar ante juez por blanqueo y delito fiscal

El ex director gerente del FMI y ex vicepresidente y ministro de Economía español con Aznar, no quiso contestar al magistrado en la investigación sobre sus supuestos delitos fiscales, blanqueo de ...
El ex director del FMI, Rodrigo Rato (d), en el momento de abandonar en un coche los juzgados de la plaza de Castilla, en Madrid
El ex director del FMI, Rodrigo Rato (d), en el momento de abandonar en un coche los juzgados de la plaza de Castilla, en Madrid (AFP)

Madrid

El exdirector gerente del FMI, Rodrigo Rato, se negó este miércoles a declarar ante el juez, en el marco de una investigación para dilucidar si pudo cometer delitos fiscales, blanqueo de capitales y alzamiento de bienes.

"Comparezco ante el Juzgado con actitud constructiva y de total colaboración con él. En estos momentos, mi derecho a la defensa, me obliga a no contestar porque desconozco los hechos de los que se me acusa y las bases fácticas en las que se podrían apoyar estos hechos", afirmó Rato, según fuentes presentes en el interrogatorio.

El ex ministro de Economía español entre 1996 y 2004 aseguró que no responderá hasta conocer el informe que prepara la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF), dependiente del fisco español, con la documentación que se le intervino en abril pasado.

Un primer informe de la ONIF llevó el pasado 17 de abril a la detención de Rato durante unas horas por supuestos delitos de "blanqueo y fraude", mientras agentes del fisco registraban su domicilio y su despacho profesional.

Hacienda investiga a Rato por un supuesto alzamiento de bienes por si hubiera intentado ocultar patrimonio "que podría cubrir deudas o fianzas" de otros asuntos judiciales en los que está encausado. Sin embargo, el juez había señalado en un auto el pasado primero de julio que, en principio, por ahora sólo veía "perfilado" el delito fiscal.

Rato recordó hoy también que la responsable de la ONIF, Margarita García-Valdecasas, marcó distancias ante el juez con el informe que dio lugar a su detención, el cual "ella misma ha calificado de sospechas o conjeturas tempranas", según las mismas fuentes. El ex director del FMI se quejó de que está sometido desde su detención a un alto grado de publicidad, lo que ha causado graves a su reputación y familiares.

Además de esta investigación, Rato está imputado por estafa, apropiación indebida, delitos contables, falsedad documental y administración desleal, en relación con la salida a bolsa en 2011 de Bankia, el banco que presidió entre 2010 y 2012.

La quiebra de ese banco precipitó un rescate europeo a la banca española de 41 mil millones de euros, la mitad de los cuales fueron para Bankia. También está imputado, junto a casi un centenar de personalidades políticas y sindicales, en el marco de otro escándalo por el uso de tarjetas bancarias corporativas opacas al fisco de Bankia y utilizadas para gastos personales.