Rajoy descarta retirarse como candidato electoral del PP

El presidente del gobierno español en funciones y líder del Partido Popular, rechazó dar un paso atrás para que otros ocupen su lugar como han reclamado desde otros partidos para poder formar una ...
El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, quiere liderar una nueva victoria electoral del Partido Popular el 26 de junio
El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, quiere liderar una nueva victoria electoral del Partido Popular el 26 de junio (AP)

Madrid

El jefe del Ejecutivo de España en funciones, Mariano Rajoy, descartó hoy dar un paso atrás como candidato de su Partido Popular (PP) para las elecciones del 26 de junio, convocadas tras el fracaso de los partidos para alcanzar un acuerdo de Gobierno.

"No creo que sea bueno para España ni para mi partido que me vaya porque quieran otros", dijo a los micrófonos de la emisora de radio Cadena Ser. El líder conservador, afectado por los casos de corrupción que salpican al PP, fue cuestionado en los últimos meses dentro y fuera de su partido. Sus principales adversarios políticos pidieron su retirada, entre ellos, el liberal Albert Rivera, líder de Ciudadanos.

"Nadie de un partido es quién para elegir al líder de otro", zanjó hoy Rajoy. Preguntado por si seguirá en la política si no consigue conservar el Gobierno tras los comicios de junio, aseguró que su voluntad "es continuar" siempre que se encuentre "bien, con ganas" y "fresco".

Las fuerzas políticas españolas iniciaron ya la precampaña de cara a los comicios de junio, los primeros que se repiten en la historia reciente del país. Durante cuatro meses negociaron para tratar de formar Gobierno, pero sus vetos y líneas rojas impidieron un acuerdo tras las elecciones de diciembre.

Rajoy, el candidato más votado, propuso una gran coalición a la alemana con el Partido Socialista (PSOE), segunda fuerza en las urnas. Pero su líder, Pedro Sánchez, rechazó cualquier tipo de negociación con la formación conservadora.

En tercer y cuarto puesto quedaron el partido izquierdista Podemos y el liberal Ciudadanos, respectivamente. Ambos entraron por primera vez en el Parlamento español tras los comicios de diciembre.