Rajoy recibirá a presidente catalán el 30 de julio

El presidente del gobierno español abordará con el nacionalista Artur Mas el problema de esa región, donde crece el sentimiento independentista.
El presidente de la Generalitat, gobierno autónomo catalán, Artur Mas, en el parlamento de Cataluña
El presidente de la Generalitat, gobierno autónomo catalán, Artur Mas, en el parlamento de Cataluña (AFP)

Madrid

El jefe del gobierno español, el conservador Mariano Rajoy, recibirá el 30 de julio en Madrid al presidente catalán, el nacionalista Artur Mas, tras reconocer recientemente que existe un "problema" en esa región donde crece el sentimiento independentista. La situación está totalmente bloqueada desde hace dos años entre Cataluña, gran región del noreste de España responsable del 20% del PIB del país, y el gobierno central.

El ejecutivo regional dirigido por Mas pretender organizar un referéndum de autodeterminación el 9 de noviembre, al que Madrid se opone firmemente calificándolo de "ilegal". Según la agenda de La Moncloa, Rajoy recibirá al presidente catalán, líder de la coalición nacionalista CiU, el 30 de julio a las 11:00 (09:00 hora GMT) en la sede del gobierno español en Madrid, sin más precisiones.

"Yo sé que hay un problema y sé que hay que afrontar el problema", admitió Rajoy el 12 de julio, durante una reunión de su partido, el PP. Pero advirtió que no ha cambiado de opinión y sigue siendo contrario a toda consulta en Cataluña. "Lo que sea España no lo podemos decidir el señor Mas y yo en una conversación", afirmó. "Lo que sea España sólo lo pueden decidir el conjunto de los españoles", subrayó.

"Esa es mi posición, esa es mi obligación y eso es lo que vamos a hablar, pero no voy a hacer lo que no puedo ni debo hacer", agregó. Sin embargo, el portavoz del gobierno catalán, Francesc Homs, pidió este martes que durante la reunión se hable "de todo" y sin condiciones.

"La disponibilidad del presidente (Mas) es hablar de todo y nos gustaría escuchar esto también por parte del gobierno español. Estamos convencidos de que en el diálogo no se le pueden poner condicionantes previos", afirmó en rueda de prensa en Barcelona.

Y dejó claro que Mas defenderá el referéndum. "Evidentemente el presidente de la Generalitat (gobierno catalán, ndlr) va a esta conversación como tal y por lo tanto, como depositario de inquietudes del pueblo de Cataluña, de acuerdos políticos, que obviamente el presidente deberá exponer", declaró.

Mas había afirmado la semana pasada, en una entrevista a la televisión financiera Bloomberg, estar dispuesto a negociar los términos de la consulta, la fecha e incluso la pregunta si Madrid acepta su celebración. Y este lunes afirmó: "no sólo hay que hablar del derecho a decidir y la consulta, que es un gran tema que tiene que salir", sino también de "muchos otros temas que afectan a los catalanes (...) en el plano económico, social, laboral, de infraestructuras y otras cosas de interés vital".