Rajoy rechaza publicar lista sobre amnistía fiscal de 2012

El presidente del gobierno español defendió la medida fiscal tomada, qeu benefició a cerca de treinta mil personas, 715 de ellas cargos públicos actuales o pasados, entre ellos, el ex ...
El portavoz socialista Antonio Hernando, muestra en el Congreso una fotografía de Rajoy con Rato, mientras Pedro Sánchez (i) sonríe a su lado
El portavoz socialista Antonio Hernando, muestra en el Congreso una fotografía de Rajoy con Rato, mientras Pedro Sánchez (i) sonríe a su lado (EFE)

Madrid

Pese a que todos los grupos de oposición en el Congreso se lo han exigido, el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, afirmó hoy que no publicará la lista sobre la amnistía fiscal de 2012, a la que se acogió, entre otros, el ex vicepresidente Rodrigo Rato, acusado de presuntos delitos fiscales, lavado de dinero y alzamiento de bienes.

Tanto Rajoy, como su número dos, Soraya Sáenz de Santamaría, dejaron claro que no piensan publicar la lista de los cerca de 30 mil beneficiarios de la polémica iniciativa, de los cuales 715 son cargos públicos, actuales o pasados, que están siendo investigados por blanqueo de capitales. Por el momento, de este grupo, solo se conoce el nombre de Rato.

De esta manera respondió el presidente del gobierno español al secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, quien echó en cara al gobernante Partido Popular (PP) estar con los “defraudadores” y no con los “trabajadores” al rechazar también la creación de una comisión de investigación sobre la amnistía fiscal y el “caso Rato”.

El socialista señaló que el PP sí que apoyó en el Parlamento catalán una comisión de investigación para investigar el “fraude del señor Pujol” (ex presidente de Cataluña). Por ello, emplazó a Rajoy a publicar dicha lista porque si no lo hará el PSOE en cuanto lleguen al gobierno.

Rajoy insistió que no lo hará e indicó que el proceso de regularización fiscal que realizó su gobierno es similar al que hizo el PSOE en 1984 y 1991, con las diferencias de que los que iban a esa regularización no eran conocidos sus nombres por Hacienda y no tributaban nada, algo que “no sucede en este momento”, dijo.

El líder del PP resaltó, asimismo, que "la regularización ni limpia ni borra delitos", y destacó que con ella se logró aflorar 124 mil millones de euros en los últimos tres años y recaudar más de 37,700 millones. Rajoy recordó que el PSOE estuvo 22 años en el Gobierno de España y “jamás dieron el dato de un solo contribuyente”.

“Fuera alguien que regularizara o alguien sancionado por incumplir la legislación vigente. Hicieron bien y yo también voy a cumplir ahora con mi obligación”, señaló Rajoy y añadió que “no es de recibo” hacer una cosa en el gobierno y otra en la oposición.

Rajoy subrayó que con la actuación del Ejecutivo contra el fraude fiscal en esta legislatura han aflorado 124 mil millones que ahora van a comenzar a tributar. Indicó que la actuación de la Agencia Tributaria entre los años 2012 y 2014 ha permitido recaudar 34,785 millones de euros, “los mejores datos de la historia de España”, y agregó que en el primer trimestre de este año esa recaudación asciende a 2,889 millones.

Además, durante la sesión de control al gobierno en el Congreso, Pedro Sánchez denunció el “deterioro” de la calidad democrática de las instituciones y dijo que desde que Rajoy llegó a la Moncloa lo que ha hecho es que las instituciones se “pongan al servicio del interés particular” del PP.

Sánchez criticó el “obstruccionismo” del Ministerio de Hacienda en la investigación de la trama Gürtel, que involucra en supuestos actos de corrupción a decenas de políticos del PP, que lidera el juez Pablo Ruz.

“Tiene el dudoso honor de ser el presidente de la democracia que más comparecencias ha rechazado en este Congreso durante estos últimos tres años y medio: 70 comparecencias”, le dijo a Rajoy y le exigió otra vez que rinda cuentas sobre su “vinculación directa” con la “trama de financiación irregular” del PP.

La cueva de Alí Babá

Durante la sesión, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, fue el protagonista. Y es que la oposición le preguntó hasta siete veces respecto a la amnistía fiscal de 2012. La lluvia de preguntas a Montoro se convirtió rápidamente en una catarata de peticiones de dimisión contra el ministro de Hacienda y ex discípulo de Rodrigo Rato.

Montoro, como ya hiciera el martes el director de la Agencia Tributaria, y hoy Mariano Rajoy, se aferró a los datos de dinero aflorado con el proceso de regularización fiscal que, por cierto, la propia vicepresidenta Sáenz de Santamaría ya denomina abiertamente como “amnistía fiscal”, algo que negó durante dos años.

Por todo ello, para el diputado de Izquierda Unida (IU), Alberto Garzón, es inaceptable que Montoro en múltiples ocasiones haya señalado a políticos, periodistas, deportistas...por supuestas faltas fiscales y ahora se niegue a dar información sobre personas que “se decían patriotas y son los peores delincuentes”, en clara referencia a Rato.

 “Aquí tenemos una justicia que no merece tal nombre”, afirmó el diputado para quien con el PP “el caso de Alí Babá y los 40 ladrones se queda corto”.