Rajoy promete que 2015 será el año de la recuperación económica

En su balance anual en el Palacio de la Moncloa, el presidente del gobierno español reveló que piensa presentarse a las próximas elecciones generales y que no tiene intención de adelantarlas.
El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, cree que puede ganar de nuevo las elecciones legislativas gracias a sus logros económicos
El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa de hoy en el Palacio de la Moncloa (AFP)

Madrid

El presidente de España, Mariano Rajoy, prometió hoy a los españoles que el 2015 será el año de la recuperación definitivade la economía del país; que piensa presentarse el próximo año a la reelección y que no piensa adelantar las elecciones generales.

Rajoy compareció hoy en el Palacio de La Moncloa para hacer un balance anual de lo ocurrido en su gobierno, en una de las pocas ruedas de prensa que ofrece cada año, y muchas de sus respuestas fueron breves, cortantes.

No obstante, afirmó que “ya ha pasado lo peor” y que “ahora llega el momento de recoger los frutos de tanto esfuerzo”, pero advirtió que “no se puede bajar la guardia ni dar marcha atrás”, ni se puede “poner en peligro la recuperación que ha comenzado y que nadie puede negar”.

El también líder del conservador Partido Popular (PP) recordó que hace un año pronosticó que 2014 sería mejor que el año anterior y aseguró que este pronóstico se ha cumplido “con creces”, con 550 mil empleos más entre el segundo y tercer trimestre del año, mientras que en los últimos doce meses la afiliación a la Seguridad Social ha aumentado en 400 mil personas.

Cinco millones sin trabajo

No obstante, se le recordó que en el país hay casi cinco millones de personas que no tienen trabajo. “Estoy convencido de que los datos de diciembre, que se publicarán en pocos días, van a confirmar esta tendencia”, subrayó Rajoy, tras indicar que el empleo ha vivido en 2014 un cambio sustancial, dado que ha sido el primer año, desde 2007, en el que se ha creado empleo neto. “Esto marca un antes y un después”, dijo.

Rajoy señaló que la principal prioridad del gobierno sigue siendo el bienestar de los españoles “y así será hasta que España recupere lo que se llevó la crisis”. Indicó que el año que viene habrá en España menos personas en paro y más trabajando y cotizando a la Seguridad Social, y afirmó que, más allá de un número en una estadística, cada persona que encuentra empleo es “una esperanza para todos aquellos que aún no lo han encontrado”.

Rajoy destacó que entre enero y noviembre se han creado 71,500 nuevas empresas, a un ritmo de crecimiento de casi el 5% respecto al año anterior y del 10% frente a 2011, y ha subrayado que la Seguridad Social ha recuperado ya una buena parte de las empresas que se habían dado de baja durante la crisis, al tiempo que ha resaltado que España ha ganado competitividad, las exportaciones ya suponen el 34% del PIB y el país se ha convertido en un “referente” para las inversiones internacionales.

Según él, España es el país que más crece de la mayoría de los socios europeos y el que más empleo crea en Europa, a pesar de que a “algunos les cuesta creerlo". "Es la realidad, que ya no puede nadie negar”, mencionó, tras afirmar que el Ejecutivo “nunca ha engañado a los españoles sobre la situación de la economía” y tampoco lo va a hacer ahora, aunque evitó caer en el “triunfalismo”.

“Pero desde esa prudencia, España crece económicamente, con bases sólidas, claramente por encima de la media europea. Si se mantienen las condiciones favorables del sector exterior, con el tipo de cambio del euro y el precio del petróleo, 2015 será bueno, puede ser muy bueno para la economía. Si 2012 fue el año del ajuste, 2013 el de las reformas, 2014 ha sido de la recuperación y 2015 será el año del despegue definitivo de nuestra economía”, manifestó.

Ayer, precisamente, el gobierno aprobó un aumento del 0.25% en las pensiones y del 0.5% en el salario mínimo interprofesional, esdecir, ahora los españoles ganarán tres euros (56 pesos) más cada mes. “Si bien son subidas modestas, tienen un mayor efecto en capacidad de compra porque coinciden con una tasa de inflación igual a cero o negativa”, indicó.

El incremento en el salario mínimo supone elevarlo hasta los 648.6 euros mensuales, después de haber quedado congelado en 2012 y 2014 y haber aumentado un 0.6 por ciento en 2013.

Adelantó que el próximo año se dedicarán al pago de las pensiones más de 360 millones de euros al día hasta alcanzar una cifra récord que se acercará a los 132 mil millones de euros.

Rajoy también indicó que en 2014 se están pagando 400 mil pensiones más que en 2011 y ha recordado que el 54% del gasto contemplado en los presupuestos generales del Estado es gasto social.

Explicó que el componente social de la reforma fiscal, que supondrá una rebaja media del 12.5% y que se centrará finalmente en las rentas medias y bajas, en las familias numerosas y con discapacitados y dejará en manos de familias y empresas nueve mil millones de euros en dos años, es un“espaldarazo definitivo al crecimiento y a la competitividad empresarial”.

En su encuentro con los reporteros, Rajoy reiteró que desea presentarse a la reelección en las generales de 2015, al frente de las listas del PP, y que no piensa adelantar los comicios, sino que agotará la legislatura.

En este sentido, señaló que cuando se adelantan las elecciones es por dos motivos: o bien un gobierno no tiene mayoría para seguir, cosa que no le ocurre al PP, que cuenta con mayoría absoluta, o bien se opta por un “adelanto de tipo técnico” para unos meses, como pasar unos comicios de septiembre a junio.

En cualquier caso, continuó, no tiene intención de adelantar porque cree más importante aprovechar los meses que restan de legislatura para dedicarse a sus prioridades de gobierno.

Oposición le critica por “frivolizar”

Minutos después del balance anual ofrecido por Mariano Rajoy, el secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, pidió al presidente del país no utilizar la palabra recuperación “en vano”hasta que en España no se recuperen los niveles de empleo y de protección social “previos a la crisis”. Además, acusó al líder del Ejecutivo de haber legislado dando “golpes” a la clase media y trabajadora.

“Hasta que no recuperemos los niveles de empleo previos a la crisis, hasta que no recuperemos a esa generación perdida de jóvenes que hoy están fuera de España, hasta que no recuperemos las oportunidades de padres ymadres de más de 45 y 55 años que hoy están en paro y hasta que no recuperemos la igualdad laboral entre hombres y mujeres no podremos hablar de recuperación”, afirmó Sánchez.

Reconoció, sin embargo, que la “mejora del entorno económico internacional” que a su juicio ha estado motivada por la caída del precio del petróleo, la depreciación del euro y las políticas expansivas, ha hecho que se pueda apreciar de manera mucho más cierta la salida de la crisis tanto en la Unión Europea como en el conjunto de España.

Por separado, todos los grupos de izquierda (Izquierda Plural) exigieron a Rajoy comparecer en el Congreso para comparar sus datos con los “reales” y calificaron su discurso anual de “inocentada” propia del próximo día 28 de diciembre.


Por José Antonio López, Madrid

El presidente de España, Mariano Rajoy, prometió este viernes a los españoles que el 2015 será el año de la recuperación definitiva de la economía del país; que piensa presentarse el próximo año a la reelección y que no piensa adelantar las elecciones generales.

Rajoy compareció hoy en el Palacio de La Moncloa para hacer un balance anual de lo ocurrido en su gobierno, una de las pocas ruedas de prensa que ofrece cada año, y muchas de sus respuestas fueron breves, cortantes. No obstante, afirmó que “ya ha pasado lo peor” y que “ahora llega el momento de recoger los frutos de tanto esfuerzo”, pero advirtió que “no se puede bajar la guardia ni dar marcha atrás”, ni se puede “poner en peligro la recuperación que ha comenzado y que nadie puede negar”.

El también líder del conservador Partido Popular (PP) recordó que hace un año pronosticó que 2014 sería mejor que el año anterior y aseguró que este pronóstico se ha cumplido “con creces”, con 550.000 empleos más entre el segundo y tercer trimestre del año, mientras que en los últimos doce meses la afiliación a la Seguridad Social ha aumentado en 400.000 personas.

No obstante, se le recordó que en el país hay casi 5 millones de personas en el país que no tienen trabajo.

“Estoy convencido de que los datos de diciembre, que se publicarán en pocos días, van a confirmar esta tendencia”, subrayó Rajoy, tras indicar que el empleo ha vivido en 2014 un cambio sustancial, dado que ha sido el primer año, desde 2007, en el que se ha creado empleo neto. “Esto marca un antes y un después”, dijo.

Señaló que la principal prioridad del gobierno sigue siendo el bienestar de los españoles “y así será hasta que España recupere lo que se llevó la crisis”.

Indicó que el año que viene habrá en España menos personas en paro y más trabajando y cotizando a la Seguridad Social, y afirmó que, más allá de un número en una estadística, cada persona que encuentra empleo es “una esperanza para todos aquellos que aún no lo han encontrado”.

Rajoy destacó que entre enero y noviembre se han creado 71.500 nuevas empresas, a un ritmo de crecimiento de casi el 5% respecto al año anterior y del 10% frente a 2011, y ha subrayado que la Seguridad Social ha recuperado ya una buena parte de las empresas que se habían dado de baja durante la crisis, al tiempo que ha resaltado que España ha ganado competitividad, las exportaciones ya suponen el 34% del PIB y el país se ha convertido en un “referente” para las inversiones internacionales.

Según él, España es el país que más crece de la mayoría de los socios europeos y el que más empleo crea en Europa, a pesar de que a “algunos les cuesta creerlo. "Es la realidad, que ya no puede nadie negar”, mencionó, tras afirmar que el Ejecutivo “nunca ha engañado a los españoles sobre la situación de la economía” y tampoco lo va a hacer ahora, aunque evitó caer en el “triunfalismo”.

“Pero desde esa prudencia, España crece económicamente, con bases sólidas, claramente por encima de la media europea. Si se mantienen las condiciones favorables del sector exterior, con el tipo de cambio del euro y el precio del petróleo, 2015 será bueno, puede ser muy bueno para la economía. Si 2012 fue el año del ajuste, 2013 el de las reformas, 2014 ha sido de la recuperación y 2015 será el año del despegue definitivo de nuestra economía”, manifestó.

Ayer, precisamente, el gobierno aprobado un aumento del 0.25% en las pensiones y del 0,5% en el salario mínimo interprofesional, es decir, ahora los españoles ganarán tres euros (56 pesos) más cada mes.

“Si bien son subidas modestas, tienen un mayor efecto en capacidad de compra porque coinciden con una tasa de inflación igual a cero o negativa”, indicó.

El incremento en el salario mínimo supone elevarlo hasta los 648.6 euros mensuales, después de haber quedado congelado en 2012 y 2014 y haber aumentado un 0.6 por ciento en 2013.

Adelantó que el próximo año se dedicarán al pago de las pensiones más de 360 millones de euros al día hasta alcanzar una cifra récord que se acercará a los 132.000 millones de euros. También dijo que en 2014 se están pagando 400.000 pensiones más que en 2011 y ha recordado que el 54% del gasto contemplado en los presupuestos generales del Estado es gasto social.

Explicó que el componente social de la reforma fiscal, que supondrá una rebaja media del 12.5% y que se centrará finalmente en las rentas medias y bajas, en las familias numerosas y con discapacitados y dejará en manos de familias y empresas 9.000 millones de euros en dos años, un “espaldarazo definitivo al crecimiento y a la competitividad empresarial”.

En su encuentro con los reporteros, Rajoy reiteró que desea presentarse a la reelección en las generales de 2015, al frente de las listas del PP, y que no piensa adelantar los comicios, sino que agotará la legislatura.

En este sentido, señaló que cuando se adelantan las elecciones es por dos motivos: o bien un gobierno no tiene mayoría para seguir, cosa que no le ocurre al PP, que cuenta con mayoría absoluta, o bien se opta por un “adelanto de tipo técnico” para unos meses, como pasar unos comicios de septiembre a junio.

En cualquier caso, continuó, no tiene intención de adelantar porque cree más importante aprovechar los meses que restan de legislatura para dedicarse a sus prioridades de gobierno.

Críticas de la oposición por

“frivolizar” respecto a la crisis

Minutos después del balance anual ofrecido por Mariano Rajoy, el secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), pidió al presidente del país no utilizar la palabra recuperación “en vano” hasta que en España no se recuperen los niveles de empleo y de protección social “previos a la crisis”. Además, acusó al líder del Ejecutivo de haber legislado dando “golpes” a la clase media y trabajadora.

“Hasta que no recuperemos los niveles de empleo previos a la crisis, hasta que no recuperemos a esa generación perdida de jóvenes que hoy están fuera de España, hasta que no recuperemos las oportunidades de padres y madres de más de 45 y 55 años que hoy están en paro y hasta que no recuperemos la igualdad laboral entre hombres y mujeres no podremos hablar de recuperación”, afirmó Sánchez.

Reconoció, sin embargo, que la “mejora del entorno económico internacional” que a su juicio ha estado motivada por la caída del precio del petróleo, la depreciación del euro y a las políticas expansivas, ha hecho que se pueda apreciar de manera mucho más certeza la salida de la crisis tanto en la Unión Europea como en el conjunto de España

Por separado, todos los grupos de izquierda (Izquierda Plural) exigieron a Rajoy comparecer en el Congreso para comparar sus datos con los “reales” y calificaron su discurso anual de “inocentada” propia del próximo día 28.