Rajoy elige a dos mujeres para competir por Madrid por el PP

Esperanza Aguirre, ex presidenta de la Comunidad de Madrid, aspirará a la alcaldía de la capital de España, y Cristina Cifuentes a presidir el gobierno autónomo, cuyo actual titular fue finalmente ...
Cristina Cifuentes, candidata al gobierno autónomo de Madrid, Esperanza Aguirre, candidata a la alcaldía, e Ignacio González, presidente de Madrid
Cristina Cifuentes, candidata al gobierno autónomo de Madrid, Esperanza Aguirre, candidata a la alcaldía, e Ignacio González, presidente de Madrid (Archivo)

Madrid

Después de varios meses de espera, el presidente de España, Mariano Rajoy, eligió esta noche a Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes como candidatas al Ayuntamiento y Comunidad de Madrid, respectivamente, en las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo, y de paso sepultó las aspiraciones políticas de Ignacio González, todavía presidente autonómico, involucrado en un caso de supuesta corrupción.

El tándem Aguirre-Cifuentes es la apuesta del conservador y gobernante Partido Popular (PP), que históricamente ha gobernado en Madrid, pero que atraviesa horas bajas precisamente por las constantes tramas de supuesta corrupción que involucran a decenas del partido en el gobierno.

Por lo pronto, las encuestas señalan que el PP podría perder el gobierno tanto en Comunidad y Ayuntamiento gracias a las alianzas entre varios partidos, sobre todo el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Podemos y Ciudadanos, así como Unión Progreso y Democracia (UPyD) e incluso el debilitado Izquierda Unida.

Es decir, será una contienda en la que el objetivo es echar a la derecha de Madrid. El hermetismo de Rajoy para decidir a los aspirantes madrileños fue desgastante para todo el PP de Madrid, pero Rajoy sabía sus tiempos y finalmente hoy se decidió.

En los últimos meses, Ignacio González había expresado públicamente en varias ocasiones su deseo de encabezar la candidatura del PP en Madrid, una opción que empezó a debilitarse a comienzos de semana cuando el diario El Mundo publicó que González había pedido ayuda a dos policías para ocultar el caso de la compra supuestamente anómala de su ático en Marbella, uno de los lugares más exclusivos de veraneo en este país.

Fue una investigación letal del periódico español que durante casi toda la semana publicó un serial al detalle de lo ocurrido con el caso. González compareció para “desmentir” esa información en una rueda de prensa en la que denunció un “chantaje” policial, al tiempo que habló de una operación para impedir que fuera el cabeza de cartel del PP.

Pese a sus continuas declaraciones intentando presionar para que este asunto no influyera en su designación, la mayoría de los cargos del PP marcaron distancias con el presidente madrileño, al que veían “políticamente muerto”, según fuentes del partido.

La investigación de El Mundo, en todo caso, dio a Rajoy el resto de argumentos que necesitaba para apartar a González, con el que nunca ha tenido una buena sintonía. Fue entonces que el presidente español optó por Cristina Cifuentes, una política moderada y hasta hoy Delegada del Gobierno en Madrid, muy valorada por su trabajo y su bajo perfil.

Y es que Rajoy se asegura que con Cifuentes no tendrá detrás ningún caso como el que afecta a González que puede ser utilizado por la oposición como arma electoral durante los próximos dos meses de campaña.

Aunque se da por descontado, incluso desde el PP, que los casos de corrupción que han salpicado al partido estos años, como la “trama Gürtel” y el “caso Bárcenas” serán utilizados como “armas” por la oposición.

La relación entre Rajoy y González nunca fue buena y, de hecho, el actual presidente madrileño se enfrentó con el jefe del Ejecutivo en un Comité Ejecutivo en 2008 cuando Esperanza Aguirre aspiraba a convertirse en presidenta del PP.

En los últimos años, había mejorado la comunicación gracias a la labor de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, amiga del todavía presidente de la Comunidad.

El caso de Esperanza Aguirre, actual líder del PP de Madrid, es diferente. La ex presidenta de la Comunidad tiene un “tirón” extraordinario entre los madrileños aunque se dudaba que fuera candidata debido a su renuncia del cargo cuando la crisis económica vivió su momento más alto.

Pero Rajoy, según la prensa local, sabe que Aguirre –además de controlar el PP madrileño- garantiza miles de votos en la capital que, además, pueden servir para las próximas elecciones generales, programadas para noviembre o diciembre de este 2015.

Tras conocer que había sido apartado de la contienda, Ignacio González lamentó que una “campaña orquestada en estas últimas semanas haya condicionado la decisión sobre la candidatura” del PP a la presidencia autonómica.

Fuentes del gobierno regional indicaron a Efe que González expresó además su compromiso para seguir trabajando en favor de los madrileños hasta las elecciones con la “misma dedicación y entrega” que en los últimos años.