Rajoy da marcha atrás: rechaza cambios "de crisis"

El jefe de gobierno español rechazó que haya "lo que se entiende por una crisis" en el gobierno, al negarse a hacer cambios en su gabinete ni a cambiar sus políticas a pocos meses de las ...
Mariano Rajoy saluda al llegar a la cumbre de emergencia del Eurogrupo sobre Grecia, hoy en el Consejo Europeo en Bruselas
Mariano Rajoy saluda al llegar a la cumbre de emergencia del Eurogrupo sobre Grecia, hoy en el Consejo Europeo en Bruselas (AFP)

Madrid

El presidente de España, Mariano Rajoy, dio marcha atrás al asegurar hoy que finalmente no va a haber “lo que se entiende por una crisis” en el Ejecutivo, es decir, que no hará los cambios en su gabinete de gobierno porque no tendría sentido a pocos meses de las elecciones generales y aseguró que tampoco cambiará sus políticas.

“Cuando faltan pocos meses para la convocatoria de elecciones no va a haber ninguna... lo que se entiende por crisis de Gobierno”, así se refirió Rajoy a los hipotéticos cambios en el Ejecutivo en la conferencia de prensa que ofreció junto al primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, con motivo de la XXVIII cumbre hispano-lusa que se ha celebrado en Baiona (Pontevedra, Galicia).

Sin embargo, no precisó si finalmente puede llevar a cabo algún ajuste puntual que para él no tuviera la categoría de crisis. Al pedirle que concretara sus intenciones dijo que no iba a hacer más comentarios al respecto. “Cuando haya algo, si lo hay, ya lo sabrán”, añadió.

De esta manera, Rajoy simplemente se limitó a hacer algunos cambios en el Partido Popular (PP), movimientos poco claves ya que prácticamente mantuvo la estructura de la fuerza política conservadora.

El viernes, Rajoy había anunciado una serie de cambios en la cúpula del PP. El mandatario, no obstante, aseguró que su gobierno no va a "cambiar las políticas ahora cuando quedan varios meses (para las generales) y, sobre todo, cuando la política económica empieza a dar resultado".

En otro tema, Mariano Rajoy, también declaró que le parece bien que la bandera española la utilice quien lo considere oportuno y conveniente, pero advirtió que una cosa es eso y otra, como cree que hizo Pedro Sánchez, el candidato del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) a la presidencia en apoyar a grupos “populistas, extremistas y radicales”, respecto a sus alianzas con Podemos.

Rajoy hizo estas declaraciones después de que Sánchez pronunciara ayer su discurso en el que fue proclamado candidato a la casa presidencial de La Moncloa delante de una gran bandera de España que, según explicó el líder del PSOE, tuvo como objetivo reivindicar que la enseña nacional es tan de su partido como del resto.

En la conferencia de prensa con la que se ha cerrado la XXVIII cumbre hispano-portuguesa, Rajoy señaló que él y su partido usan la bandera española con naturalidad porque la sienten y la quieren.

Albert Rivera, hacia La Moncloa

En otra información, el presidente del partido catalán Ciudadanos, Albert Rivera, anunció su candidatura a las elecciones primarias que celebrará su partido el próximo 4 de julio para elegir a su candidato a la presidencia del Gobierno y lo hizo proclamando su deseo de liderar desde La Moncloa el “cambio sensato”, desde la “moderación” y la “centralidad” que, a su juicio, necesita España.

El líder de Ciudadanos, de 35 años, presentó como sus principales credenciales los ocho años y medio que lleva como diputado en la Cámara catalana, el “gran equipo” que, subrayó, tiene su formación y los buenos resultados que logró su partido en las elecciones del 24 de mayo, tras las cuales Ciudadanos se convirtió en la llave de varios gobiernos autonómicos y municipales.

Ahora tendrá que empezar a recoger avales para poder oficializar su candidatura a las primarias. Él mismo ha recordado que la dirección del partido decidió bajar del 10 al 2% el porcentaje de firmas de afiliados necesarias para poder presentar candidatura, con lo que tendrá que reunir un mínimo de 509 avales.