Rajoy dialogará con independentistas catalanes "sin tocar la soberanía"

Mientras los soberanistas reiteraron que con los resultados logrados ayer en los comicios regionales pueden iniciar el proceso hacia la independencia de Cataluña, el presidente del gobierno ...
Mariano Rajoy abandona la conferencia de prensa donde comentó los resultados electorales en Cataluña, en el palacio de la Moncloa, en Madrid
Mariano Rajoy abandona la conferencia de prensa donde comentó los resultados electorales en Cataluña, en el palacio de la Moncloa, en Madrid (AFP)

Madrid

Mientras los soberanistas reiteraron que con los resultados electorales del domingo basta para iniciar el proceso de independencia de Cataluña, el presidente del Gobierno de España, afirmó que dialogará con los ganadores “dentro de la ley” y “sin tocar la soberanía”.

El independentismo catalán logró el domingo la mayoría absoluta de los escaños del Parlamento, pero no la de los votos emitidos. Con una participación nunca vista (más del 77%), los soberanistas alcanzaron 72 diputados en las históricas elecciones catalanas.

Juntos Pel sí (Juntos por el Sí), la lista conjunta de Convergencia y Esquerra Republicana, consiguió 62 diputados, pero necesitará a los diez representantes de la Candidatura de Unidad Popular (CUP) para rebasar la barrera de los 68, es decir, la mayoría absoluta. Como consecuencia de eso, analistas señalan que no es ni mucho menos seguro que Artur Mas repita como presidente.

La claridad de la victoria tiene importantes salvedades, máxime cuando Mas había planteado las elecciones como un plebiscito sobre la independencia. Pero en estos momentos, lo primero en resolver es si Artur Mas, volverá a ser nombrado presidente catalán, luego de que la CUP dejará claro que no pretenden votar por él. Los votos de este partido son la clave para que Juntos por el Sí gobierne.

“Este no es el tema trascendental; de lo que se trata es de saber si estos 72 diputados pueden tirar adelante conjuntamente una hoja de ruta que nos ha de llevar al Estado propio”, declaró Mas.

El líder convergente recordó que, entre los acuerdos de la candidatura de Juntos por el Sí, figura el que se le proponía a él “como candidato a la presidencia”. “Es el que tenemos desde hace mucho tiempo. No hay nada más que añadir”, zanjó.

El presidente de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) y número 5 de Juntos por el sí, Oriol Junqueras, aseguró que tras las elecciones hay “una mayoría más que suficiente” para avanzar hacia la independencia de Cataluña en los próximos 18 meses. “Hace años que trabajábamos para obtener un mandato democrático sobre la independencia y esta noche lo tenemos”, señaló.

Junqueras se mostró, además, convencido de que el proceso soberanista sale reforzado: “En las próximas semanas nos tocará poner todos los fundamentos para hacer posible la Cataluña independiente por la que hemos trabajado. Estamos escribiendo las páginas más gloriosas de nuestra historia”.

Soberanía innegociable: Rajoy

Mientras tanto, Mariano Rajoy compareció la casa presidencial de La Moncloa para pedir “tranquilidad” tras el resultado de las elecciones catalanas e instar a los ganadores a tratar de formar gobierno y dejar “la fractura y el monólogo”. “"Lo que empieza en Cataluña es una nueva legislatura autonómica”, afirmó en su intento de quitar valor al triunfo en escaños de las dos fuerzas independentistas, Juntos  por el Sí y la CUP.

A su juicio, las urnas confirmaron que los independentistas –“que nunca tuvieron el respaldo de la ley”-, no tienen “tampoco” respaldo suficiente para defender un programa para separarse de España. “No llegan a 4 de 10 los catalanes que han apostado por un programa rupturista. Esta es la realidad de los hechos”, argumentó.

Enseguida, tendió la mano al diálogo, “que es sano”, añadió, aunque para debatir cuestiones que no afecten a la soberanía o superen el marco legal vigente, puntualizó.

“Lealtad y disposición al diálogo tendrá el Gobierno con los nuevos representantes de la Generalitat (Gobierno de Cataluña), pero siempre dentro de la ley. Con la misma firmeza que ofrezco colaboración afirmo que este Gobierno seguirá velando por el respeto a la ley, la igualdad de derechos y libertades de todos”, enfatizó en una comparecencia en la que solo aceptó dos preguntas.

Rajoy no quiso concretar en su discurso introductorio si en ese diálogo puede estar incluida la reforma de la Constitución o un nuevo modelo de financiación. Y lo que le faltaba a Rajoy: el ex presidente del gobierno español, José María Aznar, de su mismo partido, el PP, emitió un comunicado en el que arremete contra la estrategia seguida por Mariano Rajoy en Cataluña y el mal resultado conseguido en las elecciones de ayer.

Aznar argumenta al respecto, que dejan al PP en el “peor escenario posible”: “Tu rival de la izquierda queda fortalecido, tu espacio queda mermado, los secesionistas van a continuar el proceso. Tu posición está seriamente comprometida”, advierte.

Según Aznar, el del domingo fue un nuevo “aviso del electorado del PP”. En este sentido, recordó que “el electorado del PP ha dado un aviso en las eleccioneseuropeas, muy serio; otro en las municipales; otro en las autonómicas; otro en las andaluzas, y le acaba de dar otro aviso en las elecciones catalanas”.

“Son cinco veces consecutivas en pocos meses en los que el electorado te está diciendo que no está contento con cómo están las cosas. Ya va el quinto avisoy no se puede desoír”, advirtió Aznar a Rajoy, aunque sin citarle expresamente y le instó a emprender “un proceso muy profundo de reflexión para extraer todas las consecuencias y ponerse a ello”.

En cualquier caso, si todos los actores políticos cumplen sus compromisos aireados durante la campaña, Artur Mas será investido presidente catalán en segunda vuelta y a partir de entonces se abrirá el proceso para la declaración unilateral de independencia, la creación de las estructuras de Estado que ahora no tiene Cataluña y la redacción de la Constitución del nuevo Estado, todo esto en un plazo de 18 meses.

Para esto, los catalanes estarán obligados a negociar con el gobierno conservador de Mariano Rajoy, que sistemáticamente ha dicho que Cataluña no se va a independizar y ha calificado el proceso soberanista de anticonstitucional.