Rajoy descarta retirarse para facilitar un pacto de Gobierno

"No voy a dar un paso a un lado", afirmó durante una entrevista el jefe del gobierno español, con lo que zanjó la posibilidad de retirarse de la primera línea del PP para facilitar un pacto de ...
Mariano Rajoy sigue decidido a no dimitir de su liderazgo en el PP ni en el gobierno español
Mariano Rajoy sigue decidido a no dimitir de su liderazgo en el PP ni en el gobierno español (AFP)

Madrid

El jefe del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, descartó hoy en una entrevista de televisión retirarse de la primera línea de su Partido Popular (PP) para facilitar un pacto de Gobierno con otras formaciones.

"No voy a dar un paso a un lado", zanjó ante las voces que lo cuestionan tanto dentro como fuera de la formación conservadora, principalmente por los casos de corrupción que dañaron la imagen de sus siglas en los últimos años.

Rajoy hizo estas declaraciones en el programa "Salvados", de la cadena privada "La Sexta", tras acceder a ser entrevistado por el conocido periodista Jordi Évole, quien en los últimos años se ha convertido en azote de políticos y empresarios.

El presidente del Gobierno en funciones habló de la situación de bloqueo político que vive España desde las elecciones de diciembre, que podría derivar en unos nuevos comicios en junio si en un mes no se logra formar Gobierno.

Rajoy defendió una vez más un Ejecutivo encabezado por el PP y apoyado por el Partido Socialista (PSOE) y la formación liberal Ciudadanos, basado en la fórmula de la gran coalición que gobierna en países como Austria o Alemania. "Daríamos un mensaje de tranquilidad, de seguridad, de estabilidad y podríamos trabajar para consolidar la recuperación económica", dijo ante las cámaras.

Pero el PSOE busca desde hace semanas un acuerdo con los dos partidos emergentes en España, Podemos y Ciudadanos, que se vetan entre sí. Otra alternativa sería un Gobierno de coalición PSOE-Podemos, pero de momento, las negociaciones siguen en el aire.

"Yo no sé si habrá pacto entre Podemos y PSOE, pero es difícil", dijo Rajoy, quien recordó que ambos partidos necesitarían también el apoyo de fuerzas nacionalistas e independentistas. "Eso convierte a España en un país absolutamente ingobernable", advirtió.

La corrupción fue otro de los temas abordados en la entrevista, que tuvo uno de sus puntos fuertes cuando Évole preguntó a Rajoy por los polémicos mensajes que éste mandó vía celular en 2013 al ex tesorero de su partido, Luis Bárcenas, tras la publicación de unos papeles manuscritos que apuntaban a una caja B en el PP.

"Yo me arrepiento de haber mandado, como es natural, esos mensajes. Pero no se acierta siempre en la vida", señaló después de que el periodista le recordara el mensaje "Luis, sé fuerte", que Rajoy envió a Bárcenas y que publicó el diario El Mundo.

Sobre los casos de corrupción que afectan al PP, dijo que asumiría la responsabilidad si los hubiera cometido él mismo o alguien a quien hubiera nombrado. Destacó, además, que el partido apartó ya a todas las personas implicadas. "Vamos a dar la batalla y desde luego este es uno de los temas de futuro que me gustaría que en los próximos años pactásemos todos los partidos", señaló.

Podemos perdería fuerza: sondeo

De otra parte, sondeos publicados hoy revelaron que una repetición de las elecciones en España volvería a dejar un parlamento fragmentado, pero el partido de izquierda radical Podemos perdería fuerza, mientras que ganaría votos la formación liberal Ciudadanos y los socialistas del PSOE y los conservadores del PP seguirían siendo los más votados.

Según una encuesta publicada por el diario El País, el conservador Partido Popular (PP) del jefe del gobierno saliente, Mariano Rajoy, volvería a ser la fuerza más votada con el 27.7% de los votos, mientras que el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) sería segundo con el 21% de los sufragios.

Podemos dejaría de ser la tercera fuerza política para pasar al cuarto lugar con el 15.9% de los votos, superado por liberales de Ciudadanos con el 18.8% de los sufragios, según el sondeo llevado a cabo por el instituto Metroscopia, más de 100 días después de las elecciones del 20 de diciembre de 2015, que dejaron un parlamento muy fragmentado.

En esos comicios, el PP obtuvo un 28.7% de los sufragios, seguido por el PSOE (22%), Podemos y sus aliados (20.89%) y Ciudadanos (13.9%). "El PSOE cae tanto como el PP, mientras Podemos se hunde", titula en su portada El País en referencia a esta encuesta, realizada entre el 28 y 30 de marzo sobre una muestra de 1,200 personas.

Los resultados de esta encuesta son similares a los del sondeo que publicó este domingo el diario en línea El Español, según el cual Podemos perdería fuerza, pero se mantendría como tercera fuerza política en caso de nuevas elecciones.

Según esta encuesta, llevada a cabo por el propio periódico sobre una muestra de mil personas, el PP conseguiría un 27.5% de los sufragios, seguido por el PSOE con un 19.3%, mientras Podemos conseguiría un 17.3% y Ciudadanos un 16.9%. España vive desde las últimas elecciones un bloqueo político sin que los partidos hayan logrado llegar a un acuerdo de gobierno.

Solamente los socialistas y Ciudadanos han llegado a un acuerdo, pero con 90 y 40 diputados respectivamente, es decir, 130 diputados sobre 350. Así, no tienen una mayoría suficiente, sobre todo después que la derecha (123 diputados) y la formación de izquierda radical Podemos (65) votaran contra esta opción impidiendo la investidura como jefe del gobierno del líder socialista Pedro Sánchez, el pasado 4 de marzo.

Las diferentes formaciones tienen hasta el 2 de mayo para dar con una solución o se convocarán unas nuevas elecciones a finales de junio. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, propuso el sábado ante los dirigentes de la formación consultar a la militancia cualquier decisión que adopte el partido sobre la conformación de gobierno, tanto si hay acuerdo con el PSOE como si la alternativa es elegir ir a nuevas elecciones.

El socialista Pedro Sánchez, cuyo partido tiene noventa escaños, quiere ser jefe del Ejecutivo español con el respaldo de Podemos (69) y de los liberales de Ciudadanos (40) y hasta ahora ha tenido el apoyo de éstos, mientras que no tiene garantizado el de la formación de izquierdas.