Rajoy defiende la bajada de impuestos como su gran promesa electoral

En Barcelona, donde presentó su programa ante los comicios del 26 de junio, el presidente del gobierno español afirmó que la rebaja fiscal diferencia a su Partido Popular "de todos los demás ...
El presidente del Gobierno en funciones y líder del PP, Mariano Rajoy, en la presentación del programa electoral de su partido, hoy en Barcelona
El presidente del Gobierno en funciones y líder del PP, Mariano Rajoy, en la presentación del programa electoral de su partido, hoy en Barcelona (EFE)

Barcelona

El jefe del Ejecutivo español en funciones, Mariano Rajoy, defendió hoy su propuesta de bajar los impuestos como una de las medidas estrella de su Partido Popular (PP) de cara a las elecciones del 26 de junio.

"Vamos a bajar los impuestos, eso nos diferencia de todos los demás partidos", dijo en un acto en Barcelona, capital de Cataluña, donde presentó su programa electoral, muy similar al de los comicios celebrados el 20 de diciembre.

Rajoy aseguró que las propuestas del PP son "sensatas" y "razonables" y que están dirigidas a alcanzar "el gran objetivo nacional para los próximos cuatro años": la creación de puestos de trabajo en un país con una tasa de desempleo superior al 20 por ciento.

Para tratar de conseguirlo, el líder conservador prometió facilitar la contratación indefinida, la conversión de los contratos temporales en fijos, y fomentar la creación de puestos de trabajo para jóvenes y desempleados de larga duración.

"España ha recuperado el músculo que los excesos y la disparatada dieta socialista le hizo perder (...) Ahora se trata de conseguir más y mejores resultados", señaló. Las elecciones del 26 de junio son las primeras que se repiten en la historia reciente de España, después de que los partidos no lograran un acuerdo de Gobierno tras las celebradas en diciembre, en las que ninguna fuerza obtuvo una mayoría amplia para gobernar en solitario.

El PP planteó entonces una gran coalición a la alemana con el Partido Socialista (PSOE), pero éste rechazó la propuesta. "El PP dio la cara y tuvo responsabilidad. Hoy podemos decir con orgullo: estamos aquí y vamos a ganar las elecciones el 26 de junio", aseguró hoy Rajoy.

El líder conservador defendió su proyecto "serio" y su experiencia de Gobierno frente al "radicalismo rampante" de otras fuerzas. "Esto es lo que está en juego el 26 de junio. Los españoles tenemos que elegir entre moderación y extremismo, entre responsabilidad e improvisación, entre prudencia o experimentos de alto riesgo, entre ganar el futuro o retroceder al pasado", señaló.

También se refirió al desafío independentista en Cataluña, que en los últimos cuatro años tensó las relaciones entre el Gobierno de la región española y su propio Ejecutivo. "Queremos dibujar un proyecto compartido de bienestar para todos en Cataluña. Sin duda, tendremos que dar pasos para reencontrarnos y estoy seguro de que con buena fe y lealtad lo haremos", dijo Rajoy.