Rajoy promete a UE nuevas medidas para reducir el déficit público

Según el diario El País, el presidente español envió una carta al presidente de la Comisión Europea donde anuncia su intención de evitar una sanción de las autoridades europeas tras los comicios ...
El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, intenta evitar una multa de la UE por el alto déficit público español
El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, intenta evitar una multa de la UE por el alto déficit público español (EFE)

Madrid

El jefe del gobierno saliente, Mariano Rajoy, se comprometió a "adoptar nuevas medidas" para reducir el déficit público español e intentar evitar una sanción europea tras las elecciones generales de junio, informa hoy el diario El País.

"Conscientes de la necesidad de salir del procedimiento de déficit excesivo cuanto antes, en la segunda mitad del año, una vez haya un nuevo gobierno, estamos dispuestos a adoptar nuevas medidas", asegura Rajoy en una carta enviada al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, de la que El País ha publicado algunos extractos.

Este correo de cuatro páginas está fechado del 5 de mayo. La Comisión Europea ha pospuesto a julio su decisión sobre eventuales sanciones a España y Portugal por no respetar las metas de reducción del déficit público.

Se trata de esperar que haya un nuevo gobierno en España. Las elecciones de diciembre desembocaron en un Parlamento muy fragmentado y los principales partidos fueron incapaces de llegar a un acuerdo, por lo que se repetirán los comicios el 26 de junio.

Sin embargo, el conservador Mariano Rajoy había enunciado en una entrevista al Financial Times el 18 de mayo la posibilidad de nuevas rebajas de impuestos si su formación política, el Partido Popular (PP), obtenía mayoría. El déficit público español se situó en el 5% del PIB en 2015, lejos del límite del 3% previsto por Bruselas, y debería situarse en 3.6% en 2016, según las previsiones de Madrid.

Desde la instauración de nuevos procedimientos presupuestarios europeos tras la crisis de la deuda en la zona euro, la Comisión Europea tiene la posibilidad de sancionar financieramente a los que no cumplan en materia presupuestaria (con multas de hasta un 0.2% del PIB del país afectado). Hasta ahora nunca lo ha hecho.

"Con una multa se daría la paradoja de que un país que ha hecho un gran avance en múltiples ámbitos de la política económica pudiera ser el primer país sancionado", consideró Rajoy en la carta citada por El País.

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, explicó el viernes pasado que el Gobierno prevé cumplir con ese objetivo de déficit con medidas como una ya aprobada, consistente en un acuerdo de no disponibilidad para 2016 de dos mil millones de euros. A ello se suman medidas que también deben poner en marcha las regiones españolas para continuar con la senda de reducción de sus respectivos déficit.

Las fuentes consultadas por Efe se han remitido a las palabras de Rajoy de la semana pasada, cuando expresó su confianza en que España esté fuera del procedimiento de déficit excesivo de la UE en 2017 y aseguró que no tiene por qué haber recortes para cumplir con las exigencias de Bruselas.

Rajoy aludió al esfuerzo de ajuste pedido por la Comisión Europea a España por importe de unos 7,500 millones de euros en dos años, 2,500 en el presente ejercicio y cinco mil en el siguiente.

Consideró así que el de este año se puede dar por hecho con el acuerdo de no disponibilidad de créditos por parte del Gobierno central y dijo, que, de los cinco mil millones que pide Bruselas para el próximo año, dos mil ya estarán cubiertos al mantenerse el mismo acuerdo de no disponibilidad por parte del Ejecutivo central.

Sí admitió que habrá que tomar alguna decisión más el próximo año, pero precisó que no necesariamente tiene por qué haber recortes ya que podría subir la recaudación. El Gobierno insiste en la credibilidad que se ha ganado España durante los últimos cuatro años y confía en que esa credibilidad evite una sanción por el incumplimiento del déficit, una decisión que la CE ha aplazado hasta julio.

Sondeo dominical: sorpasso en la izquierda

De otra parte, la alianza de izquierdas encabezada por Podemos desplazaría al Partido Socialista (PSOE) de la segunda posición, tras el Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy, en las elecciones del 26 de junio en España, según un sondeo publicado este domingo por el diario El País.

La encuesta otorga a la coalición integrada por Podemos, Izquierda Unida (IU) y otros partidos progresistas tres puntos más que a los socialistas, con un 23.2 por ciento del voto. Sin embargo, el sistema electoral español, que reparte de forma irregular los apoyos entre las distintas circunscripciones, podría propiciar que el PSOE, con menos votos, obtuviera más escaños en el Congreso de los Diputados, destacó el rotativo.

En primera posición se consolidaría el PP de Rajoy, con un 29.9 por ciento del voto, lo que supone más de un punto más respecto al resultado obtenido en los comicios celebrados en diciembre, en los que ningún partido logró el apoyo necesario para gobernar en solitario.

El sondeo elaborado por Metroscopia para El País augura una participación especialmente baja, del 68 por ciento, lo que supondría cinco puntos menos que la alcanzada en diciembre. Los comicios del 26 de junio son los primeros que se repiten en España tras el fracaso de las negociaciones de los partidos para formar Gobierno.

En los celebrados el 20 de diciembre, el PP quedó primero aunque lejos de la mayoría absoluta, con 123 escaños de los 350 que tiene el Congreso de los Diputados. En segundo lugar quedó el PSOE, con 90, seguido de Podemos (69) y de Ciudadanos (40).