Queda suspendido el primer encuentro directo entre Gobierno y talibanes en Pakistán

Fuentes oficiales anónimas citadas por medios locales anunciaban pala denominada segunda fase de un diálogo iniciado en febrero, pero debido al "mal tiempo", tuvo que ser cancelada.

Islamabad

El primer encuentro directo entre autoridades de Pakistán y miembros del principal grupo talibán del país, el TTP, previsto para hoy, se ha suspendido "por el mal tiempo", dijo ante los medios un mediador de los insurgentes.

Fuentes oficiales anónimas citadas por medios locales anunciaban para esta jornada el primer contacto directo entre el Gobierno y los talibanes, la denominada segunda fase de un diálogo iniciado en febrero pero que no ha evidenciado avances significativos.

"Ya se ha acordado un lugar para la primera reunión, pero no lo vamos a desvelar", expresó uno de los mediadores que representó a los talibanes en la primera ronda de contactos, el clérigo Ibrahim Khan, quien añadió que el encuentro tendrá lugar "quizás esta semana".

"El Gobierno paquistaní ha anunciado que hay que esperar a que mejore el tiempo", dijo Khan, quien también detalló que las autoridades "están investigando los nombres que componen la delegación del TTP".

En la primera fase de las conversaciones, el Gobierno estuvo representado por cuatro emisarios ajenos a la Administración y los talibanes por tres clérigos próximos a la insurgencia, pero ahora se plantea un encuentro directo entre las partes.

Por el Ejecutivo paquistaní participarán el secretario de Puertos, Habibulá Khan, un miembro del equipo del primer ministro, Fawad Hasán, un responsable gubernamental para las áreas tribales, Mohamed Arif, y el exdiplomático Rustam Sha, que ya formó parte del primer grupo negociador.

Según medios locales, la ubicación escogida para las reuniones será con toda probabilidad un enclave del cinturón tribal, seguramente situado cerca pero no dentro de Waziristán del Norte, el principal bastión de la insurgencia talibán.

En los últimos días analistas y fuentes cercanas a la negociación han hecho especial hincapié en que el primer encuentro se centrará en la búsqueda de medidas que permitan generar confianza entre las partes, en especial las relacionadas al intercambio de prisioneros.

El proceso de diálogo se ha visto seriamente amenazado por la continuación de la actividad insurgente a pesar del alto el fuego dictado por el TTP, que afirma no tener relación con ataques como el que hace tres semanas costó la vida a once personas en un juzgado de Islamabad.