Al Qaeda exhorta a grupos rebeldes en Siria a dejar pugnas internas

Ayman al Zawahiri pide a las facciones sacrificar aspectos dentro de sus organizaciones para evitar caer en un conflicto interno en la lucha contra el enemigo.

Madrid

El líder de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, exhortó a los grupos que luchan en Siria a dejar de enfrentarse entre ellos y unir sus fuerzas para combatir al régimen del presidente Bashar Al-Assad.

"Nuestros corazones y los corazones de la nación (musulmana), que tiene sus esperanzas en ustedes, han sangrado por la lucha interna que se ha extendido entre las filas de los que están librando la guerra santa para el Islam", señaló.

"Hacemos un llamado a todos nuestros hermanos a trabajar para poner fin a esta sedición...", manifestó en una grabación de cinco minutos en los sitios electrónicos de los combatientes islámicos.

En el mensaje, que también pudo escucharse en el canal de videos You Tube, Al Zawahiri pide a las facciones en pugna sacrificar aspectos dentro de sus organizaciones para evitar caer en un conflicto interno en la lucha contra el enemigo.

"La hermandad en el islam que hay entre nosotros es mucho más fuerte que cualquier vínculo de organización. Nuestra unión y colaboración es más valiosa para nosotros", manifestó.

"Las fuerzas yihadistas en Siria, que está arriesgando su vida y su dinero, son nuestros hermanos y no aceptamos que sean tachados de apostatas, blasfemos y traidores", subrayó.

La mayoría de los rebeldes que luchan contra el régimen de Al-Assad, cuya secta alauita es una rama del Islam chiíta, son sunitas.

El grupo Estado Islámico de Irak y Levante, una facción de Al Qaeda que tiene presencia también en Siria, ha enfrentado una reacción violenta de los rebeldes en el norte de Siria, incluido moderados islamistas y el Frente Al Nusra, otro aliado del grupo extremista.

Los combatientes yihadistas fueron recibidos sin problema por otros grupos rebeldes sirios a principios de enero del año pasado, pero las denuncias de abusos contra la población civil, entre otras acusaciones, dividió a las dos facciones.