Putin acusa golpe de Estado en Ucrania

El mandatario ruso dijo que aunque el parlamento ucraniano es legítimo, el presidente en funciones no lo es, y agregó que el fugitivo presidente Viktor Yanukovych es el único líder legítimo del país.
El Kremlin, que no reconoce a las nuevas autoridades, insiste en que trata de proteger a los millones de rusos que viven en esa nación.
El Kremlin, que no reconoce a las nuevas autoridades, insiste en que trata de proteger a los millones de rusos que viven en esa nación. (AFP)

Sebastopol

En Ucrania se dio una toma del poder por medio de las armas y ocurrió un golpe inconstitucional, dijo el presidente ruso Vladimir Putin.

El mandatario dijo el martes que aunque el parlamento ucraniano es legítimo, el presidente en funciones no lo es, y agregó que el fugitivo presidente Viktor Yanukovych es el único líder legítimo del país.

Esta es la primera vez que Putin habla públicamente desde que Yanukovych huyó de Kiev.

Putin también dijo que Rusia se reserva el derecho de usar todos los medios necesarios para proteger a los ciudadanos rusos que viven en Ucrania.

El tiempo que Vladimir Putin ordenaba el regreso a sus bases de las tropas que hacían ejercicios militares en el oeste de Rusia, soldados leales a Moscú hicieron disparos de advertencia a militares de Ucrania que protestaban afuera de un campo aéreo.

Se desconoce si la decisión de Putin responde a la petición de Occidente para desescalar la crisis que ha puesto en cuestión el futuro de Ucrania.

La orden se dio mientras el secretario de Estado norteamericano John Kerry viajaba a Kiev para reunirse con las nuevas autoridades del país, que han acusado a Moscú de lanzar una invasión militar. El Kremlin, que no reconoce a las nuevas autoridades, insiste en que trata de proteger a los millones de rusos que viven en esa nación.

El martes, tropas prorrusas que se apoderaron del aeropuerto de Belbek en la región de Crimea hicieron disparos de advertencia al aire cuando unos 300 soldados ucranianos, que antes manejaban el campo aéreo, exigieron que se les devolvieran sus trabajos.

Una decena de soldados rusos resguardaban la base y advirtieron a los ucranianos, que estaban desarmados, que no se acercaran.