Putin ordena el despliegue de misiles cerca de Turquía

Moscú enviará sistemas antiaéreos a Siria, a unos 50 km de la frontera, al tiempo que afirma que el derribo de uno de sus aviones militares fue una “provocación planeada” por Ankara.
Decenas de rusos se manifestaron ayer contra el gobierno de Ankara frente a la embajada turca en Moscú.
Decenas de rusos se manifestaron ayer contra el gobierno de Ankara frente a la embajada turca en Moscú. (kirill kudryavtsev/AFP)

Moscú-Estambul

En una medida que aumenta la amenaza de confrontación militar entre Ankara, miembro de la OTAN, y Moscú, el presidente ruso Vladímir Putin ordenó el despliegue de misiles antiaéreos S-400 en la base aérea siria de Jmeimim, en la frontera con Turquía, un día después del derribo por parte de cazas turcos de uno de sus aviones de guerra.

Los sistemas de misiles serán enviados a la base aérea Hemeimeem en la provincia costera siria de Latakia, a unos 50 km al sur de la frontera con Turquía.

El ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, informó que el crucero portamisiles Moskva se acercaba a la costa para proteger a las aeronaves rusas en misión cerca de la frontera de Siria con Turquía con su sistema de defensa aéreo Fort de largo alcance.

"Estará listo para destruir cualquier objetivo aéreo que represente una posible amenaza a nuestros aviones", advirtió Shoigu en una reunión con funcionarios militares.

Por su parte, el canciller ruso Serguei Lavrov afirmó que el derribo del avión "parece una provocación planeada", aunque descartó que su país vaya a "lanzar una guerra contra Turquía".

Desde Estambul el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, declaró en un discurso que su país no tiene "la menor intención de provocar una escalada", aunque advirtió que "nadie puede esperar que nos quedemos en silencio, cuando la seguridad de nuestras fronteras y nuestra soberanía se ven violadas".

El secretario de Estado de la Unión Americana, John Kerry, instó por teléfono a Lavrov a bajar las tensiones con Turquía.

El presidente de Irán, Hassan Rohani, criticó la actuación de Ankara. Lo ocurrido, dijo, envía "una señal equivocada" a los terroristas y no beneficia a la lucha contra la milicia terrorista Estado Islámico (EI)".

Ankara asegura que disparó el martes contra el caza ruso después de que invadiera su espacio aéreo e ignorara varias advertencias, mientras Moscú insiste en que su avión estuvo siempre en territorio sirio.

La agencia de noticias turca DHA puso una grabación de audio en la web en la que se oye la reiterada advertencia para que el avión girara hacia el sur.

En el derribo del avión ruso un piloto murió por disparos de los insurgentes sirios, mientras que otro consiguió llegar a tierra, donde fue rescatado por fuerzas rusas y sirias. El piloto que sobrevivió contradijo la versión turca y aseguró que no hubo contacto.

A nivel estratégico, el incidente dificulta mucho los esfuerzos del gobierno francés de sumar a Moscú a la coalición antiyihadista que pretende concretar tras los atentados terroristas realizados por el EI en París, el 13 de noviembre pasado, y que dejaron 130 muertos.

Ayer, el presidente francés François Hollande recibió a la mandataria alemana, Angela Mergel, en París para reforzar la coalición antiterrorista.

Hollande se reunirá hoy en Moscú con Putin.

El incidente es el primero donde un integrante de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) derriba un avión ruso en medio siglo.