Putin escoge a Cuba para iniciar su gira latinoamericana

El presidente ruso envía una señal a Estados Unidos al iniciar mañana en La Habana, donde será recibido por Fidel Castro, un viaje por el continente que lo llevará después a Argentina y Brasil, ...
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, durante una reunión ayer en el Kremlin en Moscú
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, durante una reunión ayer en el Kremlin en Moscú (AFP)

La Habana

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, inicia mañana en Cuba una gira latinoamericana que el sábado lo llevará a Argentina y después a Brasil, donde participará en una cumbre del grupo BRICS (de potencias emergentes)  y el domingo asistirá al cierre del campeonato mundial de futbol, cuya próxima edición organizará Moscú en 2018.

El gobierno cubano dijo que Putin se reunirá la tarde del viernes con el presidente Raúl Castro en el Palacio de la Revolución de La Habana, donde  será condecorado y tendrá lugar también la firma de acuerdos, que no fueron especificados. La cancillería rusa adelantó en tanto que ese mismo día el visitante será recibido por el ex mandatario Fidel Castro.

La Habana no ha confirmado esta entrevista, como suele ocurrir con la agenda privada del octogenario ex presidente cubano, apartado de la vida pública por razones de salud desde 2006. Está previsto que Putin sea “condecorado con la Orden José Martí, la más alta de este país, instituida en 1972 y que otorga a ciudadanos cubanos, extranjeros y a jefes de Estado o gobierno por grandes hazañas en favor de la paz y la humanidad”, dijo la agencia cubana Prensa Latina.

Raúl Castro y Putin tiene previsto pasar balance a las relaciones bilaterales, que “se encuentran en franco ascenso” desde el punto de vista comercial y económico, y “registran plena coincidencia en los principales retos de la política internacional”, según directivos cubanos.

El presidente ruso asistió en mayo a la firma en San Petesburgo de acuerdos entre las corporaciones petroleras Rosneft y Zarubezhnetf, con la estatal CubaPetróleo para la exploración de crudo en la isla y la creación de una base logística rusa en la Zona Especial de Desarrollo (especie de zona franca) del puerto del Mariel.

El parlamento ruso aprobó la semana pasada la condonación del 90% de la deuda cubana con la otrora Unión Soviética de 35 mil millones de dólares, por lo cual la isla solo deberá reembolsar los restantes 3,500 millones en un plazo de diez años. “Putin discutirá con el presidente Castro acuerdos de cooperación en materias de energía, transporte, aeronáutica y espacial”, dijo el Kremlin, mientras el portavoz de la cancillería Alexandr Lukashévich afirmó que “América Latina es una de las direcciones prioritarias de nuestra política exterior”.

Extraoficialmente se habla de diez acuerdos, incluido uno dirigido a la construcción, con un tercer país, de un nuevo aeropuerto internacional en la localidad de San Antonio de los Baños, 20 kilómetros al sur de La Habana. Moscú, que durante la Guerra Fría fue por 30 años el principal sostén de Cuba, ocupa hoy el noveno lugar entre los países de mayor intercambio comercial con la isla. Venezuela marcha al frente en ese aspecto seguido de lejos por China y Brasil.

De Cuba, Putin viajará a Argentina para reunirse con la mandataria Cristina Fernández y después lo hará a Brasil, donde asistirá la semana próxima a la cumbre del grupo BRICS, del cual forman parte los dos países junto con China, la India y Sudáfrica, en desafío al poderío estadunidense y de sus aliados europeos.