Putin dice que no busca otra Guerra Fría pero no cede sobre Ucrania

En una entrevista concedida a agencias internacionales en San Petersburgo, el presidente ruso negó que busque una reedición del pasado imperial de la Unión Soviética.
Un niño lanza un huevo hacia una imagen del presidente ruso Putin caracterizado con un bigote como Adolf Hitler en Kiev
Un niño lanza un huevo hacia una imagen del presidente ruso Putin caracterizado con un bigote como Adolf Hitler en Kiev (AFP)

San Petersburgo

El presidente ruso Vladimir Putin aseguró hoy que no quiere volver a una Guerra Fría, pero advirtió que es "imposible" aislar a Rusia de la crisis en Ucrania, en una entrevista concedida a agencias internacionales en San Petersburgo. "No quiero pensar que es el inicio de una nueva Guerra Fría, nadie está interesado en ello, no creo que eso se produzca", declaró Putin, quien enfatizó que es "absolutamente falso" que busque una reedición del pasado imperial de la Unión Soviética.

"Nos intentan colgar esa etiqueta según la cual queremos restaurar el imperio, la Unión Soviética", comentó. Al mismo tiempo, "creo que aislar a un país como Rusia es una cuestión de carácter efímero. Es imposible", advirtió. Si los países occidentales imponen a su país sanciones económicas fuertes ello "sería negativo para todos. Pueden llevar a las economías europeas, rusa y mundial a tales turbulencias que no es del interés de nadie", agregó.

"En momentos en que la economía mundial vive momentos relativamente difíciles, ¿quién necesita esto?", preguntó. Sobre el fondo de la crisis entre ambos países vecinos, que arrancó con la anexión rusa de la península de Crimea en marzo, Putin no cedió nada. "Nuestra posición es justa, y la gente en Europa lo ve", afirmó. "Hagan un sondeo de opinión en Europa. Tengo motivos para pensar que nuestra posición tendrá muchos partidarios", añadió.

Al ser preguntado por la AFP sobre si Rusia reconocerá el resultado de las presidenciales en el país vecino, Putin repitió que "consideraría con respeto" la elección de los ucranianos, sin querer decir más. Posteriormente la presidencia francesa comunicó que Putin se había comprometido a respetar el resultado de esos comicios, en conversación telefónica con su homólogo francés, François Hollande, y la jefa del gobierno alemán, Angela Merkel.

Por otra parte, el mandatario ruso declaró que las declaraciones atribuidas al príncipe Carlos en las que le compara con el dictador nazi Adolfo Hitler son inaceptables e indignas de su cargo. "No escuché esa expresión. Si lo dijo entonces es inaceptable" dijo Putin en una entrevista con agencias de prensa extranjeras en San Petersburgo. "Creo que él mismo lo entiende. Es un hombre educado (...) No es para nada el comportamiento de un monarca", aseveró.

El escándalo estalló el jueves, durante una visita del heredero de la Corona británica a Canadá, cuando Carlos supuestamente hizo esa comparación entre Putin y Hitler ante unos invitados en un museo en la ciudad de Halifax. Las declaraciones fueron reproducidas por el diario británico Daily Mail, pero no fueron confirmadas ni por la Casa Real británica ni por el gobierno.

Putin aseguró por otro lado ante las agencias en San Petersburgo, al margen de un foro económico, que Rusia es perfectamente capaz de seguir suministrando gas a Europa, tras el contrato energético con China a 30 años, valorado en 400 mil millones de dólares. Putin acudirá a las ceremonias en conmemoración del Desembarco de Normandía del 8 de junio en Francia, donde el ambiente con el resto de líderes mundiales corre el riesgo de ser gélido.

"¿Habrá entrevistas? Según tengo entendido, el presidente francés desea tener un encuentro por separado y conversar sobre cuestiones vinculadas a las relaciones bilaterales, al orden del día internacional", declaró Putin, respondiendo a una pregunta de la AFP. "Estoy por supuesto abierto a todas las conversaciones. Si la agenda del presidente francés lo permite, estaré encantando de reunirme con él", dijo.