Putin pone en alerta a tropas de centro y oeste de Rusia

El presidente ruso ordenó hoy una inspección de las fuerzas militares del oeste, cerca de Ucrania, y del centro, para verificar que están preparadas para el combate, mientras EU llama a los ...
Varias niñas cantan la canción "Gloria a Ucrania", himno nacional ucraniano, en la plaza de la Independencia de Kiev
Varias niñas cantan la canción "Gloria a Ucrania", himno nacional ucraniano, en la plaza de la Independencia de Kiev (AFP)

Moscú, Kiev

El presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó hoy una inspección de las tropas de los distritos militares del oeste, cerca de Ucrania, y del centro, para verificar que están preparadas para el combate, informó el ministro de Defensa. "El comandante en jefe ha sido encargado de verificar la aptitud de las tropas para actuar frente a situaciones de crisis que amenazan la seguridad militar del país", declaró el ministro Serguei Choigu, citado por la agencia Interfax.

Las tropas del distrito militar del oeste (un vasto territorio que abarca desde la frontera de Ucrania, Belarús, los Estados bálticos, Finlandia y el Ártico), así como el segundo ejército del distrito del centro, el mando de defensa espacial y las tropas aerotransportadas "están en alerta desde las 14:00 horas" (11:00 hora GMT), dijo. La operación durará hasta el 3 de marzo, precisó. Este anuncio se produce en plena crisis de Ucrania, que preocupa a las autoridades rusas.

Putin ordenó en varias ocasiones inspecciones por sorpresa de las tropas rusas desde su vuelta al Kremlin en 2012. La última de ellas fue en julio pasado y afectó a las tropas del Extremo Oriente. El gobierno de Estados Unidos instó hoy a "actores externos" a evitar toda acción o retórica de provocación en Ucrania, después que Rusia anunciara un refuerzo de las medidas de seguridad en Crimea (sur). "Llamamos a actores externos en la región a respetar la soberanía e integridad territorial de Ucrania" y a "evitar acciones y retórica de provocación", dijo un portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, a bordo del avión Air Force One.

El funcionario también exhortó a esos "actores externos" a "recurrir a su influencia para sostener la unidad, la paz y un camino al futuro". Además, recordó que "todos los gobiernos (de la región) están comprometidos con la transparencia de sus actividades militares". Poco antes, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenó una inspección de tropas en los distritos militares del oeste (en las proximidades de Ucrania) y del centro, para verificar la aptitud de combate, y reforzó la flota del Mar Negro.

Crimea, habitada mayoritariamente por comunidades de habla rusa, fue escenario de enfrentamientos entre militantes a favor y en contra de Rusia, pocos días después de la destitución del presidente Viktor Yanukovich. Por su parte, el secretario estadunidense de Estado, John Kerry, formuló un llamado a Rusia para que "mantenga su palabra" sobre la integridad territorial de Ucrania. "Estamos dejando claro que todos los países deben respetar la integridad territorial (y) la soberanía de Ucrania. Rusia dijo que lo haría, y pensamos que es importante que Rusia mantenga su palabra", dijo Kerry a la cadena de TV MSNBC.

En Kiev, el consejo del Maidan, que reúne a los líderes políticos de la protesta ucraniana, de la sociedad civil y los grupos radicales, anunció hoy que designó al pro-europeo Arseni Iatseniuk como Primer ministro, en una declaración en Kiev. Esta designación, anunciada por un funcionario en la emblemática plaza de la Independencia (Maidan), ante decenas de miles de personas, debe ser confirmada por el parlamento el jueves. Los líderes de los manifestantes propusieron a la Rada Suprema (Parlamento) que apruebe mañana la candidatura de Yatseniuk y del resto de componentes del Ejecutivo que dirigirá este país hasta las elecciones presidenciales del 25 de mayo.

Precisamente, Yatseniuk, líder del principal partido del país, Batkivschina (Patria), había destacado la importancia de que el Ejecutivo se formara con urgencia para "sacar al país del agujero económico", pero "no entre bambalinas", sino de manera transparente. Por eso, pidió que la composición del Gobierno provisional fuera sometida al veredicto del Maidán y abogó por integrar en su seno a varios de los líderes de las manifestaciones antigubernamentales que desembocaron la pasada semana en violentos disturbios.

De hecho, varios de los nombres más destacados del Maidán asumirán, si reciben el beneplácito del Parlamento, cargos en el Gobierno, como es el caso de la médico del Maidán, Olga Bololomets, que será viceprimer ministra encargada de Asuntos Humanitarios. Mientras, Dmitri Bulátov, sometido a tratamiento médico en Lituania tras ser secuestrado y torturado en Kiev, será el titular de Deportes y Juventud. Entre otras cosas, en el Gobierno habrá un departamento Anticorrupción y otro comité de Depuración, que se encargarán de procesar a aquellos implicados en casos de corrupción y en la represión violenta de las manifestaciones.

A primera vista, se trata de un Gobierno de tecnócratas, conocidos especialistas en sus respectivos ámbitos y líderes morales de las protestas contra Yanukóvich, contra el que la Fiscalía dictó hoy una orden de busca y captura internacional. El Maidán emitió ayer un comunicado en el que planteaba las condiciones que debía cumplir cada candidato a un puesto en el Gobierno, entre las que figura el no haber ostentado ningún cargo desde 2010, cuando Yanukóvich asumió el poder. Tampoco podían aspirar a entrar en el Ejecutivo aquellos que estén en la lista de los cien hombres más ricos del país.

Según el Maidán, los miembros del Gobierno de unidad nacional deben ser "reconocidos profesionales de impecable reputación y no funcionarios de partido". La canciller alemana, Angela Merkel, aconsejó a las autoridades postrevolucionarias la creación de un gobierno provisional integrador, es decir no sólo con antiguos opositores, sino también con representantes de las regiones orientales rusoparlantes.

Asimismo, La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, se reunirá el próximo 6 de marzo en Roma con el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, para abordar la situación de Ucrania entre otros temas de la agenda internacional, informaron hoy fuentes comunitarias. La reunión bilateral tendrá lugar en los márgenes de la conferencia ministerial sobre Libia que se celebra ese día en la capital italiana, indicaron a Efe las fuentes. En la agenda del encuentro figuran cuestiones internacionales, pero la alta representante espera abordar Ucrania entre ellas, señalaron.

El anuncio de la reunión se produce después de que este martes Ashton visitase Kiev para reunirse con las nuevas autoridades ucranianas tras la caída del régimen de Víktor Yanukóvich. Ashton aseguró que la Unión Europea estudia la posibilidad de conceder a Ucrania créditos a corto y largo plazo en colaboración con el Fondo Monetario Internacional en vista de su delicada situación económica. Las autoridades ucranianas han cifrado en 35 mil millones de dólares la ayuda que necesitan para emprender la reestructuración de la economía y también para evitar la bancarrota a corto plazo.

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, ha cuestionado la legitimidad de las nuevas autoridades ucranianas, pero recalcó que "aquellos acuerdos que son jurídicamente vinculantes" serán cumplidos. Eso podría incluir el rescate de quince mil millones de dólares al que se comprometió el presidente ruso, Vladímir Putin, con Yanukóvich a mediados de diciembre pasado y del que Kiev sólo ha recibido tres mil millones. El ministro ruso de Exteriores, por su parte, recalcó hoy que toda forma de ayuda a Ucrania debe realizarse por petición de sus autoridades legítimas y con respeto a su soberanía.