El puente de la Torre de Londres estrena piso de cristal

Se espera que el nuevo puente, ubicado a 42 metros de altura sobre el río Támesis, atraiga a más de 600 mil visitantes al año.

Londres, Reino Unido

El paso peatonal elevado del Puente de la Torre de Londres estrena piso de cristal a 42 metros de altura sobre el río Támesis.

De once metros de largo, permite apreciar los rascacielos, las embarcaciones y los autos que desde esa altura se ven diminutos mientras cruzan el Támesis.

El nuevo piso de cristal forma parte de la exhibición de la Torre de Londres que por primera vez fue abierta al público en 1982.

La estructura es considerada un logro de la ingeniería moderna con seis paneles de cristal de 530 kilogramos de peso, sostenidos sobre una estructura de acero de mil kilogramos.

El puente levadizo de la Torre de Londres, que este año cumple 120 años, fue construido para facilitar el creciente tráfico de la ciudad al mismo tiempo que permitía la entrada de embarcaciones de mástil alto al llamado Puerto de Londres (Pool of London), donde se encontraban las bodegas de desembarco.

La estructura sostenida de dos gigantes columnas es considerada una joya de la ingeniería y uno de los puentes más emblemáticos del mundo.

"La inauguración de Tower Bridge marcó el despertar de una legendaria hazaña de ingeniería creando lo que para muchos es hoy el puente más famoso del mundo", afirmó el director del Puente de la Torre, Christopher Earlie.

La nueva atracción turística tuvo una inversión de un millón de libras (1.6 mdd) y las autoridades esperan que la exposición permanente, cuya entrada cuesta 10 dólares en promedio, atraiga a más de 600 mil visitantes cada año.