Próxima ronda de negociaciones sobre Siria, "crucial": ONU

Staffan de Mistura, emisario de Naciones Unidas para el conflicto, destacó la importancia política de la nueva fase del diálogo en Ginebra, mientras Rusia negó que se prepare un asalto sobre Alepo.
Tanques del ejército sirio patrullan la ciudad de Kan Tuman, al sur de Alepo, en el norte de Siria, tras registrarse combates en la zona
Tanques del ejército sirio patrullan la ciudad de Kan Tuman, al sur de Alepo, en el norte de Siria, tras registrarse combates en la zona (AFP)

Damasco

El emisario de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, dijo el lunes en Damasco que la próxima ronda de negociaciones en Ginebra será "crucial" para encontrar una solución política al conflicto sirio.

"La próxima ronda de negociaciones en Ginebra será crucial ya que nos concentraremos en la transición política, en la gobernanza y en los principios constitucionales", dijo De Mistura ante la prensa, tras un encuentro con el jefe de la diplomacia siria, Walid Muallem.

Los diálogos indirectos entre representantes del régimen y de la oposición se reanudarán el miércoles en Ginebra, donde se desarrolló la precedente ronda entre el 14 y el 24 de marzo. "Esperamos y tenemos la intención de que (los diálogos) sean constructivos y concretos", agregó.

La oposición pide que se forme un cuerpo ejecutivo, del que se excluiría al presidente Bashar al Asad, mientras que el régimen quiere un gobierno amplio, en el que se incluya a miembros de la oposición, pero bajo la presidencia de Asad. Según la agencia oficial Sana, Muallem confirmó que la delegación gubernamental estaba lista para esta nueva ronda.

El ministro "reafirmó durante su encuentro con De Mistura la posición siria sobre la solución política a la actual crisis y la implicación (del régimen) en el diálogo sirio, dirigido por los sirios, sin pre-condiciones", indicó la agencia.

De Mistura abordó además con su interlocutor el frágil cese el fuego en vigor desde el 27 de febrero. "Hablamos sobre la importancia de proteger y mantener el cese de las hostilidades, que es quizás frágil pero que existe. Debemos asegurarnos de que siga", dijo el emisario.

Ambos responsables hablaron también sobre el acceso a las localidades sitiadas y la ayuda humanitaria. Saludaron la labor del Programa Mundial de Alimentos (PAM), que suministró el domingo por vía aérea provisiones a 200 mil personas asediadas por el EI en la ciudad de Deir Ezzor.

Esta tregua, auspiciada por Estados Unidos y Rusia, no incluye a las dos organizaciones yihadistas, el Frente al Nosra, brazo sirio de Al Qaeda, y al grupo Estado Islámico (EI).

"Ofensivas sincronizadas"

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) advirtió que la ofensiva de los yihadistas en el norte, el centro y en la región costera de Siria ponen en peligro la tregua. "Al Nosra, aliado a grupos rebeldes, está llevando a cabo tres ofensivas sincronizadas" en las provincias de Alepo (norte), Hama (centro) y Latakia (noroeste), indicó a la AFP el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

El general Serguei Rudskoi, un alto mando del estado mayor ruso, dijo que el objetivo del Frente Al Nosra es cortar la ruta entre Alepo y Damasco. "Si no impedimos las acciones de los terroristas, entonces el norte de Siria puede volver a quedar sitiado. Todas las acciones del ejército sirio y de la aviación rusa están dirigidas a frenar los planes de Al Nosra. Sin embargo, no está previsto ningún asalto sobre Alepo", agregó el militar.

En tanto, Estados Unidos expresó su preocupación de que un eventual ataque del ejército sirio, ayudado por las fuerzas rusas, genere más ataques contra facciones moderadas, haciendo naufragar la tregua y las negociaciones de paz.

"Estamos muy, muy preocupados por el reciente incremento de la violencia. Y eso incluye a las acciones que estimamos violan el cese de hostilidades", declaró el portavoz del Departamento de Estado, Mark Toner.

Por su lado, el grupo Estado Islámico recuperó el control de Al Rai, un valioso puesto fronterizo con Turquía, del que había sido expulsado la semana pasada por los rebeldes, señaló la ONG. "Ni al Frente al Nosra ni al EI les interesa un alto el fuego o una solución pacífica a la guerra en Siria, porque eso eliminaría su papel", destacó Rahman.

Al Qaeda libera a 18 rebeldes

De otra parte, la División 13 del rebelde Ejército Libre Sirio (ELS), la cual recibe apoyo de EU, anunció hoy en un comunicado la liberación de 18 de sus combatientes que estaban secuestrados por el Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda.

El grupo rebelde, que no ofreció detalles de las circunstancias de la liberación, dio las gracias a un grupo de nueve figuras religiosas destacadas que mediaron para la puesta en libertad de los secuestrados. Asimismo, pidió a los mediadores que continúen los esfuerzos para solucionar el conflicto entre la División 13 y el Frente al Nusra.

El pasado 16 de marzo, el líder del batallón, el coronel Ahmed al Saudi, anunció a través de Twitter que 18 miembros de la División 13 habían sido capturados por el Frente al Nusra y la brigada radical Yund al Aqsa, que suele colaborar con la rama de Al Qaeda.

Los militares habían sido capturados el 13 de marzo, después de que el Frente al Nusra y Yund al Aqsa tomasen el control de varios de los cuarteles de la División 13 en las ciudades de Maarat al Nuaman y Jan Sheijun, y en las aldeas de Hish y Al Gadfa, en la provincia de Idleb (norte de Siria).

Asimismo, un total de cuatro combatientes de dicha división del ELS murieron durante los combates, según informó entonces el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Fuentes locales citadas por la ONG afirmaron que el Frente al Nusra lucha contra la División 13 con el pretexto de que sus miembros reciben entrenamiento de oficiales estadounidenses.

El ELS fue formado por militares desertores del Ejército del régimen del presidente Bashar al Asad y lideró la lucha contra este en los primeros años del conflicto sirio, pero en los meses pasados ha perdido protagonismo frente a los grupos islamistas.