Protestas se extienden a 170 ciudades de EU

Casi 400 detenidos, saldo de diversas manifestaciones por los casos de Michael Brown y otros tres jóvenes negros ultimados por policías locales.
Centenares de jóvenes repudian en Los Ángeles la absolución del agente Darren Wilson.
Centenares de jóvenes repudian en Los Ángeles la absolución del agente Darren Wilson. (Lucy Nicholson/Reuters)

Ferguson, Washington

La tensión por el caso Ferguson marcó ayer la jornada en Estados Unidos, tras una segunda noche de cólera por la liberación del policía blanco que mató a un joven negro desarmado en esa ciudad de Misuri, en un hecho que reavivó los viejos demonios del país: racismo e impunidad.

Decenas de miles de personas se manifestaron en 170 ciudades de Estados Unidos el martes por la noche para reclamar justicia tras la decisión de un gran jurado de no imputar al policía blanco Darren Wilson, que mató al joven negro Michael Brown, en un polémico caso el 9 de agosto en Ferguson (Misuri).

La cólera creció con las primeras declaraciones del policía Wilson el martes, al afirmar que fue atacado por Brown y que tiene “la conciencia tranquila”.

La versión fue desmentida por los padres de Brown, que ayer viajaron a Nueva York para asistir a una ceremonia de Acción de Gracias con las familias de otras recientes víctimas negras.

“No creo ni una palabra. Conozco demasiado bien a mi hijo (...). Jamás provocó a nadie”, dijo la madre de Michael, Lesley McSpadden a lña cadena ABC.

Ferguson, epicentro del drama, se mantuvo relativamente en calma ayer en comparación con la noche del lunes, cuando se quemaron edificios y saquearon comercios al conocerse el fallo. Las protestas fueron en su mayoría pacíficas, pero en total hubo 400 arrestos.

En Los Ángeles, 180 personas fueron detenidas por bloquear una autopista, y una decena fue arrestada en Nueva York por un caso que  demuestra la profundidad del trauma causado por el caso Brown y entre los ciudadanos alimenta el sentimiento de que nada cambiará.

La indignación creció por la muerte de Tamir Rice, niño negro de 12 años, tiroteado por un policía cuando manipulaba un arma falsa en un parque de Cleveland (Ohio, norte), donde también hubo marchas.

El presidente Barack Obama, quien en varias ocasiones reiteró sus llamados a la calma, reconoció que “existe una profunda desconfianza entre las fuerzas del orden y las comunidades de color en demasiadas regiones” del país.

Según la Oficina de Estadísticas Judiciales, en EU hubo dos mil 931 asesinatos “ligados a arrestos” de 2003 a 2009, con víctimas hombres en su mayoría y la mitad de ellos de 25 a 44 años. Los negros suman 32% de estas víctimas, pero son 13% de la población total.

Un hombre negro en Estados Unidos está obligado a aprender a usar palabras y gestos que pueden evitar un malentendido fatal: manos arriba, decir “sí, señor”, “no, señor”. Sean Jackson, un habitante de Ferguson, dijo a la prensa que hizo grandes esfuerzos para enseñarle a su hijo de 25 años cómo comportarse con la policía para “que no se haga matar”.

Mientras, una comisión del Senado organizará una audiencia sobre la situación de los derechos cívicos en Estados Unidos el 9 de diciembre, y la justicia federal sigue adelante con una investigación.

BOICOT AL BLACK FRIDAY

Varias celebridades, entre ellas el magnate del hip hop, Russell Simmons, llamaron a boicotear para hoy el “viernes negro”, en protesta contra la decisión de no juzgar al policía blanco que mató a Michael Brown en Ferguson.

La actriz Kat Graham (Vampire diaries), que cuenta con más de dos millones de seguidores en Twitter, y el comediante Jesse Williams, de la popular serie de televisión Grey’s Anatomy, compartieron imágenes con un llamado a “no gastar ni un centavo”(#notonedime).

El Black Friday se celebrará un día después del jueves de Acción de Gracias. Es un día en que los comercios y grandes distribuidores ofrecen importantes descuentos por lo que los estadunidenses salen frenéticos a comprar.

“Tenemos el poder de cambiar esta nación. Apoye #boycottBlackfriday”, escribió Graham en Twitter. Williams escribió en la misma red social: “No hay justicia, no hay beneficios. Las empresas y el público hablan solo en dólares, entonces hablémosle”. (AFP/Los Ángeles)