Prorrusos se manifiestan en Ucrania

Miles de personas se reunieron en la plaza Lenin con banderas de Rusia o de la "Rusia de Kiev".

Ucrania

Miles de personas favorables a Rusia manifestaban el sábado en las zonas rusohablantes del este de Ucrania, particularmente en Donetsk y Jarkiv, mientras persistía la tensión en Crimea, cuyo parlamento decidió separarse del Estado ucraniano.

Los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) fracasaron por tercer día consecutivo en su intento de ingresar en Crimea.

Los observadores dieron dar marcha atrás después de escuchar tres disparos de advertencia que al parece ni iban dirigidos hacia ellos, según una fuente de la OSCE.

En Moscú, el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, reiteró este sábado que Rusia está abierta a un diálogo sobre Ucrania "honesto, de igual a igual", con las potencias extranjeras.

En Donetsk, varios miles de personas se reunieron a principios de la tarde del sábado en la plaza Lenin con banderas de Rusia o de la "Rusia de Kiev", cuna histórica de los estados eslavos de Ucrania, Rusia y Bielorrusia.

"Vine de Rusia, estamos dispuestos a ayudarlos. No los abandonaremos", dijo un hombre que la gente aclamó gritando "Rusia, Rusia" y "Putin".

"Somos gente pacífica, queremos la paz", dijo a la AFP Larissa Kukovina, una jubilada presente en la manifestación.

"Queremos un referéndum para unirnos a Rusia porque sabemos que el nivel de vida es más alto allí. Aquí estamos en la miseria", agregó Kukovina.

Otro manifestante, Alexei, de 37 años, critica duramente a las regiones del oeste de Ucrania que "viven con el dinero" de las regiones mineras e industriales del este, fronterizo con Rusia.

Varias centenas de manifestantes se dirigieron hacia la sede del gobierno regional, protegida por decenas de policías.

Donetsk es la capital de Donbas, una cuenca minera fronteriza con Rusia, de donde es oriundo el depuesto presidente ucraniano Viktor Yanukovich.

Desde que Yanukovich se refugió en Rusia, hay una fuerte tensión en la cuenca de Donbas entre los ciudadanos prorrusos y los defensores de la unidad de Ucrania.

Los partidarios de la unión con Rusia ocuparon durante tres días la administración regional, donde izaron la bandera rusa hasta que fueron desalojados por la policía el jueves por la mañana.


El nuevo gobierno ucraniano inició una investigación penal por "atentado a la integridad nacional" contra Pavel Gubarev, un empresario que se convirtió en el líder de los prorrusos.

Gubarev, detenido el jueves, se expone a una pena de diez años de cárcel.

En Jarkiv, otro centro industrial de Ucrania, más de 4 mil manifestantes prorrusos desfilaban en el centro de la ciudad con banderas rusas o del "Bloque Ruso", el movimiento prorruso al que pertenece el "primer ministro" de la región separatista de Crimea, Serguei Axionov.

En la península de Crimea, donde el parlamento local decidió organizar un referéndum sobre la unión con Rusia el domingo 16 de marzo, hubo una manifestación de 300 personas favorables a la integridad de Ucrania en Simferopol, la capital.

La mayoría de los manifestantes eran mujeres que protestaban "contra la intervención de las fuerzas rusas en Crimea".

"Crimea fue invadida por las Fuerzas Armadas rusas, por bandidos llamados cosacos. Vamos a boicotear el referéndum. Es ilegal", dijo a la AFP una manifestante llamada Victoria.

En Crimea "vivíamos en paz mientras corría sangre en Kiev", dijo otra manifestante, Vera, refiriéndose a las protesta de la plaza Maidan, en las que murieron unas 100 personas en todo el país.

"La llegada de las Fuerzas Armadas echó leña al fuego", agregó Vera.

En el terreno diplomático no se registraron resultados positivos.

"Estamos abiertos a un diálogo honesto, de igual a igual y objetivo con nuestros socios europeos para buscar la manera de ayudar a toda Ucrania a salir de la crisis", dijo Lavrov, en una rueda de prensa en Moscú.

Lavrov reiteró que Rusia "no provocó la crisis" y acusó al nuevo gobierno ucraniano de "depender lamentablemente de los nacionalistas radicales que tomaron el poder por la fuerza".

Al mismo tiempo, Rusia anunció el sábado la posibilidad de suspender las inspecciones extranjeras de su arsenal de armas estratégicas, incluidos los misiles nucleares en respuesta a las "amenazas" procedentes de Estados Unidos y de la OTAN.

El Pentágono anunció el lunes que Estados Unidos había suspendido todos los vínculos militares entre Washington y Moscú debido a la intervención rusa en Crimea.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, dijo por su lado en Atenas que la Unión Europea no buscaba "un enfrentamiento" con Rusia.

El objetivo de la UE en Ucrania es "muy claro: la paz, la estabilidad y la prosperidad", afirmó.

Por otra parte, en las últimas horas se conocieron varias denuncias de ataques a periodistas en Crimea, tanto ucranianos como de medios internacionales.

El Canal 5 de televisión de Ucrania informó que sus periodistas habían sido golpeados por militantes prorrusos el viernes cuando cubrían incidentes en una base de la Fuerza Aérea de Ucrania en Sebastopol.

La agencia de noticias estadounidense AP dijo el sábado que el jueves pasado hombres armados habían incautado el material de uno de sus equipos de televisión.