Prorrusos liberan a observadores europeos

Los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), fueron capturados el 25 de abril en la localidad de Slaviansk, el bastión de los separatistas.

Moscú

Siete observadores militares europeos retenidos el mes pasado por milicias prorrusas, en el este de Ucrania, fueron liberados este sábado, junto con cinco oficiales ucranianos, informaron autoridades rusas.

Los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), fueron capturados el 25 de abril en la localidad de Slaviansk, el bastión de los separatistas prorrusos.

Vladimir Lukin, el emisario del presidente Vladimir Putin, enviado para negociar la liberación de los militares, indicó a la agencia rusa de noticias RIA Novosti que "las 12 personas que estaban en mi lista fueron puesto en libertad ".

El diplomático hizo hincapié en que la puesta en libertad de los observadores no se negoció. "Fue un acto humanitario voluntario, y estamos muy agradecidos de los que han hecho quienes controlan la ciudad", subrayó.

Por su parte, la OSCE confirmó la liberación de los observadores militares. "Han sido puestos en libertad, pero no vamos a hacer ningún comentario más hasta que no lleguen a un lugar seguro".

El enviado especial ruso anotó a la agencia rusa Itar-Tass que los observadores serían acompañados a un puesto de control, donde "se reunirán los representantes del Consejo de Europa".

"Los voy a liberar. Son mis invitados y no quiero que resulten heridos", dijo el autoproclamado alcalde de Slaviansk, Viacheslav Ponomariov, citado por la agencia de noticias rusa Interfax. "Están sentados aquí, junto a mí. Estamos charlando", agregó.

La situación en la ciudad de Slaviansk es peligrosa debido a la "operación antiterrorista" lanzada por las fuerzas del gobierno ucraniano. "Pero son mis invitados, no quiero que les ocurra nada", añadió el alcalde.

La semana pasada, los observadores fueron detenidos por los activistas que desean mayor autonomía en la región del este de Ucrania, habitada por rusoparlantes, que han tomado decenas de edificios gubernamentales. El 27 de abril, uno de ellos fue liberado.

Según las llamadas "autodefensas", cuatro eran oficiales del Ejército y el resto extranjeros de los que "se sospecha que son espías de la OTAN".

"Llevaban mapas militares de Slaviansk con puestos de control marcados, llevaban municiones, insignias militares", había afirmado entonces el alcalde autoproclamado de Slaviansk.

La canciller alemana, Angela Merkel había dicho antes que la liberación de los observadores (cuatro alemanes, un danés , un polaco y un checo) sería " un paso importante" para disminuir las tensiones en la región.