Prorrusos convocan elecciones en este de Ucrania en noviembre

Los rebeldes quieren celebrar comicios presidenciales y legislativas, mientras todavía se registran combates, sobre todo en el aeropuerto de Donetsk, y el saldo de muertos supera los 3,200 en ...
Un soldado ucraniano hace un gesto mientras patrulla en un vehículo de transporte militar en un suburbio de la ciudad de Debaltseve, en Donetsk
Un soldado ucraniano hace un gesto mientras patrulla en un vehículo de transporte militar en un suburbio de la ciudad de Debaltseve, en Donetsk (AFP)

Donetsk

Los rebeldes prorrusos convocaron hoy a elecciones presidenciales y legislativas en noviembre en el este de Ucrania, al tiempo que retiraban gradualmente su artillería, permitiendo la instauración de una zona desmilitarizada. La presidencia ucraniana se negó a comentar este anuncio de los rebeldes.

Tras firmarse el 5 de septiembre un acuerdo de alto el fuego para intentar poner fin al conflicto armado que ha causado la muerte de más de 3,200 personas, según la ONU, el parlamento ucraniano había votado el 16 de septiembre un "estatuto especial" para las regiones separatistas, así como la celebración de elecciones locales el 7 de diciembre y una ley de amnistía con condiciones para los combatientes.

"Pensamos organizar elecciones del Consejo Supremo (parlamento) y de jefe de la república el 2 de noviembre", dijo el "primer ministro" de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Alexander Zajarchenko, quien por otra parte insistió en que no van a participar en la organización de las legislativas ucranianas previstas para el 26 de octubre.

Por su parte, un responsable de la otra región rebelde, la autoproclamada República Popular de Lugansk, indicó que el mismo día se organizarán allí elecciones presidencial y legislativa.

"Las elecciones tendrán lugar simultáneamente con la República Popular de Donetsk, el 2 de noviembre", declaró el presidente del consejo supremo de la República de Lugansk, Alexei Kariakin, a la agencia oficial rusa Itar-Tass.

Por otra parte, los insurgentes prorrusos anunciaron hoy que comenzaron a retirar su artillería de los sectores del este de Ucrania donde el ejército ucraniano hizo lo propio, pero todavía se registran combates, sobre todo en el aeropuerto de Donetsk.

Tres días después de la firma en Minsk de un acuerdo que refuerza las primeras medidas de alto el fuego decididas el 5 de septiembre, se creaban progresivamente las condiciones para una tregua.

"Hemos retirado nuestra artillería en las zonas donde las fuerzas ucranianas regulares hicieron lo mismo. En los lugares donde la artillería ucraniana no fue retirada, nosotros tampoco retiramos la nuestra", declaró Zajarchenko.

Al retirar gradualmente sus cañones, los beligerantes permiten la instauración de una zona desmilitarizada de 30 km a lo largo de la línea de frente congelada el 19 de septiembre. La creación de esta zona es parte fundamental del acuerdo de paz entre Kiev y los separatistas.

Por otro lado, un habitante de Donetsk murió en los combates durante las últimas 24 horas, convirtiéndose en la primera víctima civil desde el sábado, cuando se alcanzó un acuerdo en Minsk entre Ucrania, los separatistas prorrusos, Rusia y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) para consolidar el alto el fuego en el este del país.

Más de 3,200 muertos en cinco meses

A lo largo de más de 230 km de línea de frente entre Lugansk al norte y Novoazovsk al sur, hay varias zonas problemáticas. Sobre todo en el estratégico aeropuerto de Donetsk, una ciudad que tenía un millón de habitantes antes de que comenzaran los combates, en primavera (boreal).

En mayo, los rebeldes atacaron al aeropuerto, provocando una enérgica intervención del ejército que logró un control parcial del mismo. Desde entonces, los combates son casi cotidianos.

Tanto Kiev como los insurgentes reiteraron que no tenían intenciones de abandonar sus posiciones. "El aeropuerto es nuestro territorio", declaró a la AFP uno de los dirigentes de la autoproclamada república popular de Donetsk, Andrei Purguin. El aeropuerto era presa de las llamas el martes por la mañana debido a los tiros de armas pesadas.

El saldo mortal del conflicto en Ucrania superó los 3,200 muertos en cinco meses, informó hoy el máximo responsable de la ONU para los derechos humanos, Ivan Simunovic.