Prorrusos aseguran que siguen controlando Slaviansk y Krematorsk

Portavoz asegura que los milicianos prorrusos mantienen el control sobre los edificios ocupados en estas ciudades.

Donetsk, Ucrani

Los prorrusos levantados contra las autoridades de Kiev siguen controlando las ciudades de Slaviansk y Krematorsk, en la región de Donetsk, a pesar de la presión de las fuerzas armadas ucranianas, que mantienen una ofensiva desde el pasado viernes.

La portavoz de prensa de la autoproclamada República Popular de Donetsk aseguró hoy a Efe que los milicianos prorrusos mantienen el control sobre los edificios ocupados en estas ciudades.

Para reforzar la resistencia ante un posible asalto definitivo por parte de las tropas de Kiev, anoche comenzaron a levantar nuevas barricadas en Slaviansk junto a la sede del Servicio de Seguridad.

Sin embargo, algunos medios locales informaron de que en esta ciudad se reanudaron hoy los combates junto a la torre de la televisión, aunque señalaron que se desconoce si hay víctimas.

En la capital regional, Donetsk, donde los prorrusos ocupan la sede de la administración regional, no se observaba tensión esta mañana.

Los separatistas rusos aseguran controlar también aún Kramatorsk, otra de las plazas fuertes prorrusas en esta región industrial del sureste de Ucrania, donde los combates entre el viernes y el sábado causaron seis muertos.

El Ministerio del Interior ucraniano informó hoy de que en Andréyevka, en las afueras de Slaviansk, dos militares murieron y 12 personas, presumiblemente del bando contrario, resultaron heridas en un tiroteo, tras el cual las fuerzas ucranianas consiguieron hacerse con un puesto de control antes en manos de los rebeldes.

En Donetsk, la capital de la región sublevada, los líderes de la autoproclamada república popular de Donetsk continúan los preparativos para el referéndum de autodeterminación que han convocado para el próximo día 11.

"¿Apoya usted el acta de autonomía estatal de la República Popular de Donetsk?", reza la pregunta de la consulta declarada ilegal por las autoridades de Kiev.