Propondrán cumbres iberoamericanas bianuales

Enrique V. Iglesias, secretario general, indicó que el príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, no participará en la cumbre de Panamá pues no es jefe de Estado.

Madrid.-

Las cumbres iberoamericanas serán más prácticas con su nuevo esquema bianual propuesto, que da a los jefes de Estado y de gobierno mayor espacio ante tantas cumbres, dijo hoy el secretario general de esas citas, Enrique V. Iglesias.

El formato bianual descargará en los cancilleres la reunión en año que no haya cumbre, ocasión en que revisarán todos los programas de cooperación iberoamericana, dijo a la televisión española previo a la próxima cumbre en Panamá.

"Se permitirá que cuando haya cumbre, los jefes de Estado y de Gobierno se dediquen a la identificación de grandes prioridades y al diálogo privado. Es muy rico ese diálogo sin ministros, sin prensa, es necesario ese espacio para hablar con serenidad", apuntó.

Para los trabajos en Panamá, se sabrá hasta último momento la lista de mandatarios que asistirán, y de momento es previsible la falta de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, y del rey de España, Juan Carlos de Borbón, por razones de salud.

Explicó que el príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, no participará en la cumbre de Panamá pues no es jefe de Estado, pero estará en eventos paralelos como una reunión empresarial, la ceremonia por los 500 años del descubrimiento del Océano Pacífico, y el Congreso de la Lengua Española.

Iglesias evitó decir si al finalizar la cumbre de Panamá se sabrá el nombre de un nuevo secretario general, ya que eso lo deberán decidir los mandatarios.

Aseguró que el sector privado español ha aumentado su presencia en las economías latinoamericanas, y que ahora se espera más de las multilatinas para que puedan invertir en España.

Sobre la forma en que los países latinoamericanos ven la crisis económica en Europa, Iglesias recordó que fue el tema de discusión privada de los mandatarios el año pasado en Cádiz.

"Esto le sirve a Europa en general, porque hemos tenido tantas crisis en América Latina, tuvimos experiencias profundas", explicó.

Destacó que prevalece la idea de que además de ser necesario el ajuste económico, lo es tener a la par uno de producción, generación de empleo y financiamiento de infraestructuras, para hacer más balanceados los esquemas para superar la crisis económica.

Recordó que además de ese balance que se trabajaba en los países latinoamericanos, las economías cuentan con posibilidad de devaluar la moneda, algo que no tiene ahora la zona euro.