Prohíben el ingreso a convoy humanitario en la asediada ciudad siria de Daraya

La asediada población, cercada en 2012 por el gobierno sirio, no pudo recibir la ayuda humanitaria esperada, mientras en Alepo expiraba la tregua temporal sin ser prolongada.
Un sirio carga con sacos con ayuda del programa alimentario de la ONU y la Media Luna Roja en Saqba, localidad rebelde próxima a Damasco
Un sirio carga con sacos con ayuda del programa alimentario de la ONU y la Media Luna Roja en Saqba, localidad rebelde próxima a Damasco (AFP)

Beirut

Un convoy que debía entregar ayuda humanitaria a la asediada ciudad siria de Daraya por primera vez desde que fue cercada en 2012 por el gobierno sirio, no pudo entrar hoy al lugar.

Más al norte, en la provincia de Idleb, se produjeron más de 60 bombardeos contra un aeropuerto militar controlado por el Frente Al Nosra, la rama siria de Al Qaeda, y otras facciones islamistas, matando al menos a 16 yihadistas, afirmó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), que no pudo precisar la autoría de los ataques.

En la ciudad de Alepo, la tregua temporal entre el régimen sirio y los rebeldes expiró sin ser prolongada, tras dos extensiones previas arrancadas al régimen sirio y a los grupos rebeldes por presión de Estados Unidos y Rusia.

El bando gubernamental atacó el bastión rebelde en la Guta oriental cerca de Damasco y Al Qaeda y sus aliados tomaron un pueblo alauita en el centro del país. En el sur, se produjeron combates entre los rebeldes y los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI).

Negativa trágica

En Daraya "lamentablemente nuestro convoy con Naciones Unidas y de la Media Luna Roja no pudo entrar, pese a que se había dado autorización previa de ambos lados", indicó el Comité internacional de la Cruz Roja (CICR).

"Pedimos con urgencia a las autoridades responsables que nos garanticen el acceso a Daraya, y así podemos regresar con ayuda de comida y medicinas que se requieren urgentemente", añadió. La directora en Siria del CICR, Marianne Gasser, que formaba parte del convoy, describió como trágica la negativa de acceso.

"Las comunidades en Daraya necesitan de todo, es trágico que incluso (la entrega de) los bienes básicos que traíamos hoy sea retrasada innecesariamente", afirmó. Daraya tenía una población de 80 mil personas antes de la guerra, pero se ha reducido en un 90%. Los habitantes que quedan sufren importantes carencias y una seria malnutrición.

El convoy, formado por cinco camiones del CICR, Naciones Unidas y la Media Luna Roja siria, debía entregar leche materna y ayuda médica y escolar. Las autoridades sacaron del convoy "productos de nutrición" para los niños, y el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, decidió junto al coordinador humanitario "cancelar la misión" explicó un portavoz de la ONU, Stephane Dujarric.

Según la ONU, 400 mil personas viven bajo asedio en Siria, la mayoría en áreas hostigadas por el régimen. En Daraya murió hoy un civil a causa de los bombardeos del régimen.

Barriles explosivos

En Alepo, la segunda ciudad del país, el alto el fuego temporal impuesto hace una semana expiró a medianoche (miércoles a las 21:00 hora GMT), sin ser prolongado, a pesar de que ya se había hecho en dos ocasiones.

Durante la noche, dos rebeldes murieron en un bombardeo en el barrio de Al Shaar, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). Según la defensa civil, dos barriles explosivos fueron lanzados por el ejército del aire en un barrio rebelde, sin causar víctimas.

Casi 300 personas murieron en Alepo en los combates que desde el 22 de abril hicieron trizas el alto el fuego instaurado en Siria el 27 de febrero, impulsado por Moscú y Washington. Las potencias internacionales se reunirán en Viena la semana que viene para intentar dar un nuevo impulso al proceso de paz sirio.

De otra parte, una serie de bombardeos aéreos golpearon hoy un aeropuerto militar en el noroeste de Siria, matando a 16 yihadistas, incluido un alto responsable del Frente Al Nosra, rama siria de Al Qaeda, afirmó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

La ONG había anunciado más de 60 bombardeos aéreos contra el aeropuerto militar de Abu Duhur, en la provincia de Idleb. El Observatorio no pudo decir si se trataba de ataques del ejército sirio, la aviación rusa o la coalición internacional liderada por Estados Unidos que combate a los yihadistas. El Frente Al Nosra y otras facciones islamistas controlan Idleb desde el pasado septiembre. El día 9 de ese mes se hicieron con el aeropuerto de Abu Duhur.