Prohíben al abogado de Abdeslam hablar con la prensa sobre atentados de París

El jurista Sven Mary, que defiende al presunto cerebro de los ataques de la capital francesa, no está autorizado para hablar de ellos sin el consentimiento del presidente del Colegio de Abogados ...
Sven Mary, abogado de Salah Abdeslam, ante los medios de prensa en Bruselas
Sven Mary, abogado de Salah Abdeslam, ante los medios de prensa en Bruselas (AFP)

Bruselas

El jurista Sven Mary, abogado del presunto cerebro logístico de los atentados del 13 de noviembre en París, Salah Abdeslam, tiene prohibido volver a hablar con la prensa sobre esos ataques terroristas, informan hoy medios belgas como De Standaard o La Libre Belgique.

Estos diarios detallan que desde hace unos doce días Mary no está autorizado a hablar con la prensa sobre esos ataques sin haber obtenido previamente el consentimiento del presidente del Colegio de Abogados neerlandófono de Bruselas.

Este órgano ha solicitado al jurista que rechace toda petición de entrevista por parte de los medios de comunicación y ha avisado de que si toma la palabra mañana en la Cámara del Consejo de Bruselas -que interviene en la fase de instrucción de casos penales en Bélgica- ante la prensa se expone a sanciones disciplinarias.

Está previsto que esa instancia judicial decida sobre la prolongación del encarcelamiento de Abdeslam, que fue detenido en marzo tras cuatro meses a la fuga en el distrito bruselense de Molenbeek, y que se encuentra en la prisión de máxima seguridad belga de Brujas a la espera de ser extraditado a Francia.

El 25 de marzo Mary presentó una denuncia contra el Fiscal de París, François Molins, por violar el secreto de instrucción, al revelar declaraciones realizadas por su cliente tras su detención.

Molins explicó en una rueda de prensa que Abdeslam había dicho a los investigadores belgas que estaba presente en los ataques de París y que debía hacerse estallar en el estadio de Francia, pero que "dio marcha atrás". El letrado del presunto terrorista consideró que esas declaraciones constituían "una violación de los derechos de su cliente".

Los abogados de otros sospechosos implicados en los atentados de París -que dejaron el pasado 13 de noviembre 130 víctimas mortales-, como Mohamed Amri o Amza Attout, han recibido las mismas directrices de no hablar con la prensa por parte de la presidencia de su Colegio de Abogados.