Prohíbe Rusia todos los líquidos en el equipaje de mano de vuelos comerciales

La nueva norma modifica la anterior, que permitía portar en el equipaje de mano recipientes con líquido no superiores a los 100 mililitros cada uno hasta un volumen total máximo de un litro.

Moscú

La prohibición de subir cualquier líquido, incluso en cantidades menores a 100 mililitros, en el equipaje de mano a bordo de los aviones entró en vigor hoy en Rusia, informó el Ministerio de Transportes de este país.

La nueva norma modifica la anterior, que permitía portar en el equipaje de mano recipientes con líquido no superiores a los 100 mililitros cada uno hasta un volumen total máximo de un litro.

La normativa se aplica de hecho desde el pasado martes, en virtud de una recomendación de la agencia estatal rusa de aviación civil (Rosaviatsia), argumentada con el riesgo de ataques terroristas durante los inminentes Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, que arrancan el próximo 7 de febrero.

La excepción, según la orden ministerial, se extiende a "medicamentos, necesidades dietéticas especiales y alimentos para bebés, en cantidades necesarias para el tiempo de vuelo".

Al mismo tiempo, la prohibición tampoco afecta a las mercancías adquiridas en las tiendas "duty free" de los aeropuertos.

En la Unión Europea, al igual que hasta ahora en Rusia, las restricciones actuales impiden a los pasajeros llevar en el equipaje de mano más de un litro de líquidos, geles o aerosoles y obliga a que esta cantidad esté dividida en envases de 100 mililitros y dentro de una bolsa de plástico transparente, aunque hay excepciones para los medicamentos y alimentos especiales.

Bruselas adoptó la normativa sobre líquidos en octubre de 2006 para prevenir ataques terroristas tras detectar en el aeropuerto de Heathrow (Londres) un plan para atentar contra varios aviones con destino a Estados Unidos usando explosivos líquidos.