Progreso "visible" en Siria con neta disminución de civiles muertos: ONU

El enviado de Naciones Unidas en Siria, Staffan de Mistura, se mostró hoy optimista, dada la frágil estabilidad de la tregua, aunque varias ONG temen que Alepo se convierta en una nueva Srebrenica.

Washington

La ONU evocó el jueves "progresos visibles" en Siria desde la entrada en vigor de la tregua el sábado, que se traduce en una fuerte disminución del número de civiles muertos. La guerra, que ha causado más de 270 mil muertos, produjo grandes estragos en las infraestructuras de este país. El jueves, una avería generalizada cortó el suministro eléctrico.

El enviado de Naciones Unidas en Siria, Staffan de Mistura, dio muestras hoy de un optimismo prudente, consciente de la frágil estabilidad de la tregua, promovida por Estados Unidos y Rusia y apoyada por la ONU.

"La situación en el terreno podría resumirse como frágil. El éxito (del cese de las hostilidades entre el régimen y los rebeldes) no está garantizado, pero los progresos son visibles", declaró, al termino de un encuentro del grupo de trabajo sobre la ayuda humanitaria en Ginebra.

"Lastimosamente, como en todo cese de hostilidades o alto el fuego, y en particular en este caso, aún se registran combates en varios lugares, como en las zonas de Hama, Homs, Latakia y Damasco", añadió, aunque están "contenidos".

De Mistura anunció que el grupo de trabajo sobre el cese de las hostilidades se reuniría de nuevo esta tarde. Para él, "la ayuda humanitaria y el cese de las hostilidades (son) de extrema importancia" pero "no son condiciones previas" al proceso político, que debe retomarse el 9 de marzo en Ginebra. Por su parte, Francia y Gran Bretaña afirmaron que se necesitaban más esfuerzos y pidieron a Rusia que dejara de atacar a los rebeldes moderados en Siria.

El primer ministro británico, David Cameron, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, hablarán el viernes por teléfono con el presidente ruso, Vladimir Putin. Tienen la intención de "decirle claramente al presidente Putin que necesitamos el mantenimiento del alto el fuego y abrir el camino para una verdadera transición política", declaró un portavoz gubernamental británico.

En un comunicado, el ministerio ruso de Defensa aseguró el jueves que se registraron 44 violaciones del alto el fuego en las últimas 24 horas. Riad Hijab, un responsable de la instancia que agrupa los principales grupos políticos y armados de la oposición siria, aseguró por su parte que el régimen y sus aliados habían cometido un centenar de violaciones de la tregua, desde el inicio del alto el fuego.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), con sede en Gran Bretaña, el número de civiles muertos en Siria se ha reducido considerablemente desde el inicio de la tregua.

En cinco días, 73 civiles murieron en actos violentos en Siria, 24 de ellos en zonas incluidas en el alto el fuego. La media de 15 civiles al día es muy inferior a los 38 civiles muertos diariamente en febrero, según el OSDH. La víspera de la entrada en vigor de la tregua murieron 63 civiles. Según esta organización, 42 combatientes rebeldes murieron.

Consecuencia de la destrucción de las infraestructuras del país desde el inicio de la guerra en 2011, Siria se vio totalmente privada de corriente eléctrica durante más de tres horas a partir de las 11:00 hora GMT, a causa de una avería general de electricidad, anunció la televisión estatal.

El lunes, el ministro de Electricidad, Imad Khamis, había afirmado que los desperfectos directos en el sector de la electricidad alcanzaban los 3,750 millones de dólares y que cinco de las 13 grandes centrales eléctricas del país habían sido atacadas.

Alepo, ¿la próxima Srebrenica?

Sin embargo, a pesar del alto el fuego, varias ONG se alarmaron este jueves porque la ciudad siria de Alepo está a punto de ser asediada por las fuerzas del régimen de Damasco y podría sufrir el mismo destino que la ciudad bosnia de Srebrenica en 1995.

Los responsables de las organizaciones humanitarias Oxfam, Mercy Corps y la Sociedad Médica sirio-estadunidense se reunieron en Washington, al mismo tiempo que Estados Unidos es criticado por no hacer suficiente por los refugiados sirios.

"Alepo será la próxima Srebrenica", advirtió el doctor Zaher Sahloul de la Sociedad Médica sirio-estadunidense, en referencia a la matanza de más de ocho mil bosnios en julio de 1995 por los serbios.

El médico hizo hincapié en que "el único camino que conecta Turquía con Alepo había sido cortado por completo por el grupo kurdo (sirio), aliado del gobierno" de Damasco. También expresó su preocupación porque "las 300 mil personas que permanecen en Alepo no sufren de la misma manera que otros" en Siria.