Producir cocaína causa deforestación y polución en Colombia

Un informe de la policía colombiana reveló hoy que la producción de la droga, de la que el país es primer productor mundial, acelera la conversión de bosques a pastizales y rastrojos.
Un agricultor colombiano sujeta una cesta con hojas de coca
Un agricultor colombiano sujeta una cesta con hojas de coca (AFP)

Bogotá

La producción de cocaína en Colombia, primer proveedor mundial de esa droga junto con Perú, provoca deforestación, pérdida de biodiversidad y contaminación de suelos, aire y agua, reveló un informe de la policía colombiana presentado hoy.

El libro "Coca: deforestación, contaminación y pobreza", publicado por la Dirección de Antinarcóticos, mostró que "la deforestación para la siembra de los cultivos de coca acelera la conversión (de bosques) a pastizales y rastrojos, así como la desertización".

Además, el "agotamiento" de los suelos que produce la planta "crea motivos para buscar nuevas zonas de cultivo, destruyendo permanentemente otras áreas boscosas", agregó el estudio de 200 páginas, que incluye datos recogidos desde 2000.

Debido a la tala de bosques, en estos 15 años se afectaron más de 608 de selva, en particular en la parte baja de la Sierra Nevada de Santa Marta (norte), la serranía de La Macarena (centro) y los parques nacionales naturales en las regiones Amazónica (sur), Orinoquia (este) y el Andén Pacífico (oeste).

"En promedio se han deforestado 40,500 hectáreas por año a una tasa de 111 hectáreas por día", indicó el estudio. Además, el uso de plaguicidas en el cultivo, y el de precursores químicos para el procesamiento de la hoja con el fin de convertirla en clorhidrato de cocaína, también tienen un efecto ambiental negativo.

"Son 50 galones (unos 189 litros) de sustancias altamente nocivas que se vierten a los suelos o a las aguas por hectárea", dijo a la AFP el teniente coronel José James Roa, autor de la investigación.

En el proceso de transformación de la hoja de coca se usan materiales como cemento, gasolina, ácido sulfúrico y ácido clorhídrico, que permanecen en los suelos y fuentes hídricas cercanas al lugar donde éste se desarrolla.

Roa destacó además que para la siembra, la generacion de dióxido de carbono por la quema del territorio aumenta, así como el deterioro de salud de las personas que viven en zonas aledañas.

La biodiversidad, una de las mayores riquezas de Colombia, también se ve afectada por estas quemas. "Cerca de seis mil especies animales se consideran amenazadas de extinción porque está disminuyendo el número de individuos que las forman o porque se está destruyendo su hábitat a consecuencia de la siembra de coca", apuntó el reporte.

Según Naciones Unidas, Colombia produjo unas 290 toneladas de cocaína en 2013.