Proceso en Venezuela, 'difícil y duro': Zapatero

Nicolás Maduro dice que se debe obligar a la oposición a entablar pláticas con su gobierno. La MUD aseveró que no se han establecido reglas claras para las negociaciones.

Washington y Caracas

El ex presidente de gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero advirtió ayer en Washington que la resolución de la crisis política en Venezuela será larga y complicada.

"Este será un proceso largo, duro y difícil", dijo Rodríguez Zapatero, quien junto con los ex mandatarios Leonel Fernández, de República Dominicana, y Martín Torrijos, de Panamá, realiza esfuerzos para concertar un diálogo entre el gobierno del presidente Nicolás Maduro y la oposición venezolana.

Al hablar en una sesión especial del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), solicitada por el gobierno de Venezuela, Rodríguez Zapatero llamó a los países del área a ser solidarios con ese país en esta difícil situación.

Con la convocatoria de ayer, Venezuela se adelantó a la sesión convocada para el día 23 para debatir si la OEA aplica su Carta Democrática a Caracas.

La carta es el instrumento jurídico al que ha recurrido el polémico titular de la OEA, Luis Almagro, para aumentar la presión sobre el gobierno de Maduro y que puede llevar a una misión de mediación.

En su discurso, Rodríguez Zapatero no mencionó en ningún momento la convocatoria del referendo revocatorio que la oposición quiere celebrar este año.

La oposición venezolana no recibió muy bien el discurso del español, pues consideró que en la OEA se pretende "vender" un presunto diálogo con Maduro, cuando las conversaciones son "inexistentes".

La coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD, centro-derecha) insistió ayer en un comunicado en Caracas en la validez de llamar a un referendo revocatorio del mandato de Maduro. "Manifestamos nuestra profunda preocupación porque un futuro y necesario proceso de diálogo efectivo con apoyo internacional se puede ver obstaculizado por la participación de mediadores en una iniciativa convocada solo por una de las partes", advirtió la MUD y recordó que no se han establecido reglas claras para ningún diálogo ni negociación.

En respuesta, Maduro dijo estar dispuesto a ver hasta al "mismísimo diablo" con tal de iniciar un diálogo con la oposición e instó a la MUD y en particular a Henry Ramos, líder del parlamento, a responder positivamente su llamado.

También pidió "apoyo" para "más temprano que tarde obligar a la MUD y a Ramos Allup a sentarse" y conversar.

Pan pide pronunciarse

México debe asumir una posición "contundente" respecto a la defensa colectiva de la democracia y la protección de los derechos humanos en Venezuela, sostuvo ayer el Partido Acción Nacional (PAN).

En carta dirigida al presidente Enrique Peña Nieto, senadores panistas señalaron que ante "las transgresiones al orden democrático" en Venezuela es "indispensable y urgente" la aplicación de las disposiciones de la Carta Democrática Iberoamericana.

"México necesita alzar la voz para solicitar la liberación de los presos políticos en Venezuela, convocar a las autoridades del país a resolver la vulneración parcial de servicios y derechos básicos de alimentación, seguridad pública e impartición de justicia", declaró la senadora Laura Rojas.