Primera ministra de Tailandia reitera que no dimitirá

Las declaraciones de la jefa interina del Ejecutivo se producen un día después de que decidiera disolver el Parlamento ante las manifestaciones antigubernamentales que han atosigado a su Gobierno ...

Bangkok

La primera ministra interina de Tailandia, Yingluck Shinawatra, se defendió hoy visiblemente emocionada de los ataques de sus detractores y afirmó que seguirá en el puesto de forma interina hasta las elecciones del próximo 2 de febrero. Las declaraciones de la jefa interina del Ejecutivo se producen un día después de que decidiera disolver el Parlamento ante las manifestaciones antigubernamentales que han atosigado a su Gobierno durante más de dos meses, informaron los medios locales.

"Todos somos tailandeses, ¿por qué tenemos que dañarnos unos a otros?. Ya he retrocedido hasta aquí y no sé hacia dónde retroceder más. ¿Queréis que no vuelva a pisar terreno tailandés?", se preguntó Yingluck en las instalaciones militares donde se reunió su gabinete. El Comité Popular de Reforma Democrática (PDRC, en sus siglas en inglés), organizador de las protestas antigubernamentales, volvió a pedir la salida de la primera ministra, a la que dio un ultimátum de 24 horas ante la amenaza de intensificar las movilizaciones. "Si accede, las protestas pueden terminar. Si no, el PDRC decidirá qué paso adoptar a continuación", señaló el portavoz del colectivo, Akanat Promphan.

Estados Unidos, a través de su Departamento de Estado, instó al Gobierno y los opositores a resolver sus diferencias de forma pacífica, tras la disolución del Parlamento y la convocatoria de elecciones el próximo febrero para frenar las protestas. "Instamos a todas las partes a resolver sus diferencias políticas de forma pacífica y democrática para mostrar la voluntad del pueblo tailandés y fortalecer el Estado de derecho", pidió en un comunicado Jen Psaki, portavoz del Departamento de Estado.

Al menos 150 mil personas marcharon ayer desde varios puntos de Bangkok hasta la sede de Gobierno para exigir un cambio en el modelo democrático del país y que la primera ministra ceda el poder a la PDRC de forma transitoria.