Nuevo primer ministro griego llega a Chipre

Grecia y Chipre, que comparten el mismo idioma y la misma cultura, están muy cerca, y es una tradición que sus dirigentes respectivos hagan su primer viaje oficial en el país vecino.

Lárnaca, Chipre

El nuevo primer ministro griego, Alexis Tsipras, llegó este lunes a Chipre, en su primer visita a un país aliado, que también se beneficia de un programa de rescate europeo en contrapartida de duras medidas de austeridad.

Tsipras, líder del partido de izquierdo radical Syriza, se reunirá con el presidente chipriota, Nicos Anastasiades. Ambos hablarán ante la prensa a las 09H45 GMT.

Grecia y Chipre, que comparten el mismo idioma y la misma cultura, están muy cerca, y es una tradición que sus dirigentes respectivos hagan su primer viaje oficial en el país vecino.

Tsipras tiene poco en común con el conservador Anastasiades en el plano ideológico. El presidente chipriota, elegido en febrero de 2013, tras derrotar a su predecesor comunista Demetris Christofias, tuvo que negociar un préstamo de 10.000 millones de euros -unos 11.340 millones de dólares- con el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea para evitar la quiebra.

El dirigente ha hecho todo lo posible desde entonces por respetar las condiciones drásticas de los acreedores, y ha perdido su mayoría parlamentaria mientras el país se hundía en la recesión.

Tsipras triunfó, por su parte, en las elecciones legislativas griegas, prometiendo acabar con la austeridad impuesta por sus acreedores a cambio de un plan de rescate de 240.000 millones de euros procedentes de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

Grecia es un apoyo militar clave para Chipre frente a Turquía que lleva cuatro décadas ocupando la parte norte de la isla. Las tropas turcas invadieron la isla en 1974, en represalia por un golpe de Estado orquestado por Atenas que buscaba reunir Chipre y Grecia.

Atenas tiene a 10.000 soldados estacionados en el sur de Chipre y forma a la Guardia Nacional chipriota.

El país heleno también apoya la postura de los dirigentes grecochipriotas en sus conversaciones, hoy en punto muerto, con sus homólogos turcochipriotas, para permitir una unificación de la isla dividida.