Primer ministro indio, recibido como estrella de rock en Nueva York

Unas 18 mil personas de origen indio de EU y Canadá se congregaron en el Madison Square Garden para escuchar a Narendra Modi, que se comprometió a trabajar para convertir a la India en una gran ...
Narendra Modi, primer ministro de la India, habla a sus seguidores en el Madison Square Garden en Nueva York
Narendra Modi, primer ministro de la India, habla a sus seguidores en el Madison Square Garden en Nueva York (AFP)

Nueva York

El primer ministro indio, Narendra Modi, fue recibido como una estrella de rock este domingo en el Madison Square Garden Nueva York, donde se comprometió a trabajar de manera incansable para convertir a su nación en una gran potencia.

Unas 18 mil personas de origen indio de Estados Unidos y Canadá se congregaron para escuchar a Modi -a quien en el pasado Washington le había negado la visa de ingreso-, corearon su nombre y vistieron camisetas con su imagen.

Modi, que será recibido hoy en la Casa Blanca, renovó su promesa de campaña de liberar el potencial económico de India a través de una reducción de la burocracia. El primer ministro felicitó a los estadunidenses de origen indio por ser un ejemplo a través de su éxito profesional.

"Hubo un tiempo en que las personas pensaban que éramos un país de encantadores de serpientes", dijo Modi. "Nuestro pueblo solía jugar con serpientes, pero ahora juegan con el ratón, y ese ratón hace correr a todo el mundo", agregó.

"Nunca se le dio este tipo de amor a ningún líder indio", dijo sobre la recepción en la que participaron también 30 congresistas estadunidenses y en la que hubo películas de Bollywood y danzas tradicionales. "Voy a devolver ese préstamo construyendo la India de sus sueños", agregó.

Modi, de 64 años, se convirtió en primer ministro tras la victoria del partido Bharatiya Janata en las elecciones de mayo derrotando a la tradicional dinastía Nehru-Ghandi que ha gobernado el país casi ininterrumpidamente desde los años cuarenta.

En 2005 se le denegó el visado estadunidense tras los disturbios anti-musulmanes cuando él era jefe de estado de Gujarat. En Nueva York, el primer ministro enfrenta un pedido de un tribunal para que responda a una acusación de tentativa de genocidio por su papel en esos sangrientos disturbios.

Modi respondió este domingo a quienes le exigen que lance rápidamente reformas en su país haciendo referencia a su humilde adolescencia, cuando manejaba un puesto de té.

"¿Las personas piden una gran visión? Bueno, yo llegué aquí vendiendo té", dijo durante su discurso de una hora en indi. "Soy un hombre muy modesto, y por eso es que planeo hacer grandes cosas para las personas modestas", agregó, enumerando una lista de promesas que incluye construir más baños y limpiar el Ganges.

Más tarde, Modi se entrevistó con su par israelí, Benjamin Netanyahu, con el que se comprometió a fortalecer las relaciones entre los dos países. Los mandatarios se reunieron en un hotel de Nueva York en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en la que Modi participó por primera vez desde que llevo a su partido nacionalista a una victoria aplastante en las elecciones de abril y mayo pasados.

Durante un breve contacto con la prensa durante el encuentro, Netanyahu dijo estar "encantado" de reunirse con Modi, a quien invitó a realizar una visita a Israel, que sería la primera de un jefe de gobierno indio. "Creo que si trabajamos juntos, podemos obtener beneficios para nuestros pueblos", afirmó.

"Estamos muy entusiasmados con las perspectivas de las relaciones cada vez más fuertes con India", dijo Netanyahu, agregando que Israel e India son "civilizaciones muy antiguas" que son también democracias.

Modi, por su parte, se refirió con orgullo a la comunidad judía de India. "India es el único país donde nunca ha estado permitido manifestar el antisemitismo y donde los judíos nunca han sufrido y han vivido como una parte integrante de nuestra sociedad", dijo.